Noticias

Djokovic tiene más vidas que un gato



Tsitsipas Djokovic ATP Roma
Foto: ATP

Tremenda remontada de Novak Djokovic para alcanzar las semifinales del Masters 1000 de Roma. Acudió a la cancha con un 4-6, 1-2 en contra y se fue con un 4-6, 7-5, 7-5 en un duelo que superó las tres horas. A las 18:30 volverá nuevamente para afrontar el pase a la final.

Condiciones nuevas

Las condiciones habían cambiado muchísimo desde la jornada del viernes. El sol era protagonista y la cancha se encontraba bastante más rápida además de coger más bote. Desde la raqueta también se notaba que la bola cogía una dirección más rápida. Iba a ser el octavo juego del parcial una gran batalla con el No.1 situándose con un 0-40. Tsitsipas iba a situar el deuce y tuvieron que transcurrir hasta ocho minutos para dirimir el juego con Stefanos intercambiando winners con errores mientras Novak se puso en modo muralla. A la quinta bola de break, consiguió el quiebre con una derecha ganadora.

El heleno iba a volver a la carga continuando con ese intenso juego que estaba poniendo y cercano a las líneas. El serbio, sin embargo concentrado en su saque y metiendo primeros servicios, logró levantar dos bolas de break que prácticamente eran de partido y se fue al banco con un 4-5 a favor.

Djokovic y su lectura

El 5-6 iba a ser otro juego memorable con el No.1 acechando al resto. Tsitsipas tuvo momentos de mucha tensión queriendo terminar los puntos muy rápido y Djokovic al igual que en el juego donde cosechó el quiebre se puso en modo roca haciendo una lectura idónea del momento. Nos regalaron puntos de un nivel altísimo que un golpe podía cambiar la dirección del partido. A la tercera bola de set que tuvo, el serbio puso las tablas en el duelo de cuartos de final.

Después de que el quinto cabeza de serie se marchara a los vestuarios, volvieron a la carga con el viento ascendiendo su potencia. Venía de lado para los jugadores y era incómodo para ambos pero Djokovic que era quién sacaba en ese momento, le costó y mucho aunque brindaron puntos de nivel altísimo pero Tsitsipas con bola de break se fue al banco con 2-1.

Pequeños detalles

Los dos próximos juegos iban a estar orquestados por una lucha salvaje en la que el sacador lo sacó adelante pero en aquella batalla, se palparon cosas difíciles de describir de niveles agraciados entre terreno angelical. De estar a punto de gozar del doble quiebre, Djokovic igualó el partido a tres dando más emoción si cabe a la gran cita que estaban ofreciendo.

Al igual que en el desenlace del segundo set, se estaba viendo al griego bastante ansioso mientras el serbio se mostraba con suma entereza. De nuevo era momento del cambio de lado, pero el No.1 ya iba por delante con 3-4. Stefanos estaba pasando por uno de los peores momentos del partido. Sin embargo, sacó adelante todavía sin mucho convencimiento un turno de servicio que era vital.

Djokovic es un auténtico gato

Acto seguido, una doble falta de Novak que le dio el 0-15 le dio alas para que con un resto ganador de revés y otro winner con su derecha le dieran dos bolas de break. La primera fue salvada pero la segunda, tras otro punto de auténtica dureza fue para un tenista que se dispuso a servir por el partido con 5-4. La actitud serbia no iba a decaer y con intensidad acudió al que podía ser el último juego del partido. No fue de esa manera y mostrando que cuando está en cancha nunca se puede confirmar que un partido ha finalizado, corroboró el 5-5 en el electrónico.

Iba a continuar la tónica de los juegos largos y competidos con un ritmo intenso desde el fondo de pista. Djokovic se vio obligado a tener que salvar otra bola de break pero lo hizo de maravilla con un saque abierto para finalizar en la red con un cómodo smash. Tras sacar ese juego adelante, se iba a encontrar con que tenía la posibilidad de restar para poder acceder a las semifinales del torneo disputado en el Foro Itálico.

Fue un 0-40 lo que vivió Novak ante un Tsitsipas cansado y que se le notaba con tensión además de que la movilidad en cancha ya no era la idónea. Mucho desgaste físico y psicológico en un duelo que se lo terminó llevando el de casi siempre.

 

Facebook

Translate