Noticias

Thiem y un triunfo épico ante su público en Viena

thiem paul atp viena
Thiem celebrando un punto | Foto: ATP

El austriaco ha remontado un partido para el recuerdo. Thiem llegó a ir 2-5 abajo en el tercer set y salvó bola de partido en contra al resto. Finalmente Dominic se impuso (2-6, 7-6(2), 7-6(6)) y se planta en la siguiente ronda.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

El esperado debut de Dominic Thiem en Viena llegaba el martes. El ídolo local que había sufrido mucho con las lesiones en los últimos meses estaba volviendo a recuperar su nivel y llegaban las victorias como demostró en Gijón. Enfrente le esperaba un Tommy Paul que venía a más y que en este tipo de superficies es muy peligroso. Ambos se habían medido en Roland Garros en 2019 y la victoria fue para el austriaco, pero esta vez el favorito era el estadounidense.

Un set para cada uno

Thiem no salió con el nivel esperado y es que Paul parecía estar un peldaño por encima. El austriaco estaba cometiendo demasiados errores y quizás estaba nervioso por tener que participar con una pista casi repleta que le estaba apoyando constantemente. A los pocos minutos el estadounidense tenía el marcador a favor con el 4-0. Desde entonces Thiem pudo empezar a ganar sus servicios y a mejorar sensaciones, aunque esa reacción llegó tarde. Finalmente por 6-2 y sin mayores problemas Paul se llevaba la primera manga en la que había aprovechado los regalos de su rival.

Dominic seguía sufriendo en el inicio de la segunda manga. Tommy Paul estaba muy acertado tanto con la derecha como con el revés y era el que dominaba en los intercambios. A pesar de ello el austriaco seguía llevando la iniciativa en el marcador y así pasaba la presión al otro lado. También el pupilo de Massú dispuso de bolas de break, pero no las aprovechó y de esta manera el segundo parcial seguía con mucha igualdad. La segunda manga se fue al tie break. Aquí la valentía de Thiem y su buena experiencia en estos momentos clave le hicieron llevarse el segundo parcial y acabar forzando el set definitivo.

Un parcial no apto para cardiacos

Paul salió nuevamente más acertado en el tercer set. Rápidamente se marchaba hasta el 3-0 y encarrilaba la victoria. El público animaba un Thiem que no paraba de sufrir, pero que nunca perdió la esperanza. Tras el 5-2 el estadounidense tenía sus manos el partido. Fue entonces cuando llegó la presión y Thiem sacó esa personalidad de campeón para poner el 5-5. Desde ese momento ambos mantuvieron su siguiente turno de servicio y se fueron al tie break. Una muerte súbita de tensión máxima en Viena.

El estadounidense con el 6-4 llegó a disponer dos bolas de partido, pero no aprovechó ninguna y Thiem en su primera oportunidad tras el 7-6 cerraba el encuentro y se tiraba al suelo después de una victoria épica ante su público demostrando que el austriaco vuelve a estar con esa confianza necesaria para colocarse entre los mejores del mundo.