Crónicas

Schwartzman venció a Cuevas en una verdadera batalla

Schwartzman vs Cuevas ATP Buenos Aires
Schwartzman pegando una derecha | Foto: @ATPTour

El argentino derrotó a Pablo Cuevas por 5-7, 7-6(11) y 7-5 en 3 horas 41 minutos para acceder a semifinales del Argentina Open por segundo año consecutivo. En un partido que tuvo de todo, con muchísimos rallies extensos, discusión de Cuevas con el umpire y una lesión de Schwartzman, fue el argentino quien prevaleció y se llevó el encuentro.

Diego Schwartzman venía de derrotar a Federico Delbonis en un partido muy cambiante y que terminaría más allá de las dos de la madrugada argentina. Por su parte, el uruguayo había vencido al catalán Albert Ramos Viñolas en tres parciales y con algunas molestias que hasta podían hacer peligrar su presencia en los cuartos de final.

Entre ellos ya habían jugado en seis ocasiones, con tres victorias por lado y un último antecedente en Río Open 2019, con triunfo de Cuevas.

Un primer set muy luchado

El partido comenzó, como era de esperar, con muchos rallies desde el fondo de la cancha y con ambos jugadores muy sólidos en sus juegos de servicio. Hasta el sexto juego, en el que Cuevas rompió el saque del argentino y a partir de ahí, hubo un notorio incremento en su comodidad que lo llevó a colocarse 5-2 en el marcador.

Sin embargo, contrario a cómo venía el desarrollo del partido, Schwartzman comenzó a jugar tiros más largos, más cercanos a la línea de base y así consiguió empezar a causar mayor daño desde la devolución. Diego le devolvió el quiebre al uruguayo en un juego plagado de errores y pudo igualar el resultado en 5. En el siguiente game, Cuevas logró salvar tres bolas de break que le hubieran significado prácticamente perder el set. Increíblemente, el charrúa se quedaría con el servicio del argentino y cerraría el set por 7-5 a su favor.

Schwartzman empata la historia

El segundo parcial arrancó con la misma tónica que había dejado el primero, pero con el uruguayo ya teniendo que salvar dos bolas de break en el primer juego. Mucha solidez en los games de saque para los dos jugadores, pero con cierta superioridad del uruguayo. Cuevas continuaba ganando todos sus sevicios cediendo como máximo un punto, mientras que Schwartzman había tenido que afrontar algunos deuces.

La paridad, sin mayores oportunidades para la devolución, se matuvo constante durante casi todo el set, cuando una inesperada doble falta sumado a un error no forzado de derecha de Cuevas, le permitió conseguir el break a Schwartzman. Pero nuevamente, el argentino sintió la presión de tener que cerrar el set y con muchos errores continuos, le volvieron a quebrar el servicio.

El tiebreak comenzó con un muy extenso rally, que ganaría Schwartzman, levantando por completo la ovación del público. El argentino consiguió el minibreak, que le daría la ventaja por 4-2. Sin embargo, una pequeña desconcentración de Diego le haría cometer dos errores que le darían la ventaja al uruguayo por 6-5. Después de una serie de puntos muy parejos, sin definición entre puntos de partido y puntos de set, el argentino sacaría una mínima diferencia a su favor para llevarse el tiebreak por 13-11 luego de salvar cuatro puntos de partido.

Una verdadera batalla

Tras el sufrimiento del final del segundo set, Schwartzman logró rápidamente el quiebre y se colocó 3-0 arriba en el marcador. Con ese break en su poder, Diego comenzó a jugar con mayor confianza y se empezó a ver un Cuevas desgastado y visiblemente cansado. Llamativamente, cuando el encuentro parecía ir alcanzando su fin, llegarían tres oportunidades de quebrar para el uruguayo, quien aprovecharía la última para volver a estar en partido.

Gran polémica la que se daría en el 5-4, cuando el umpire El Jennati entendió que Cuevas había parado el punto cuando no era así, quedando match point el argentino. Apenas unos minutos después, Schwartzman sufriría un fuerte tirón en su pierna izquierda, dejando en vilo su continuidad en el partido. Casi sin moverse pero arriesgando mucho en los tiros, Diego, ayudado por errores de Cuevas, terminó llevándose el encuentro con una doble falta en el match point. Un partido para la historia.

Las horas dirán si Schwartzman podrá o no estar presente en las semifinales de mañana.

Un paso más cerca del top ten

El argentino continúa con un buen balance en lo que va de la temporada, habiendo ganado ocho de los últimos diez partidos que disputó.

En caso de ganar el torneo, Schwartzman quedaría 11° en el ránking, y al defender sólo 45 puntos entre Río de Janeiro y Santiago, es una muy buena oportunidad para poder llegar a cumplir esa meta que tanto anhela: ser un top ten.

 

Translate »