Noticias

Schwartzman dice adiós en el US Open

Schwartzman Van de Zandschulp US Open
Schwartzman golpea una derecha en el US Open | Foto: usopen.org

El argentino no ha podido acceder a los cuartos de final tras caer en un duro partido que se decidió en cinco mangas (3-6, 4-6, 7-5, 7-5, 1-6). Van de Zandschulp fue mejor durante todo el encuentro aunque se complicó después de ganar los dos primeros sets. Daniil Medvedev será el próximo rival del holandés que está haciendo un torneo perfecto. 

Diego Schwartzman tenía un duro compromiso en el US Open para alcanzar los cuartos de final. Su rival era una de las revelaciones del torneo y que había derrotado a Casper Ruud, uno de los jugadores más regulare del 2021. El holandés Botic Van de Zandschulp que llegaba desde la fase previa con muy buenas sensaciones y cogiendo confianza en sus tenis partido tras partido. El argentino había conseguido tres buenos resultados ante Berankis, Anderson y Molcan, sin ceder ni una sola manga. A priori el argentino era el favorito por ranking pero su rival tenía todas las armas para jugar en este tipo de pistas.

Van de Zandschulp toma ventaja

El partido comenzó con alternativas a ambos lados al resto. Botic quebró en su primer turno el resto y Diego tuvo cuatro oportunidades, pero no aprovechó ninguna. Los juegos en la primera manga estaban igualados y los pequeños detalles fueron los que decidieron al ganador del primer set. Van de Zandschulp gracias a ese primer break pudo llevar siempre la iniciativa en el marcador y jugar más tranquilo y agresivo. Nuevamente al resto otra vez consiguió ese break para llevarse un primer parcial en el que el argentino no encontró su tenis sólido ante el vendaval ofensivo de su rival.

En la segunda manga Van de Zandschulp poco a poco se fue sintiendo más cómodo con su servicio y sobre todo con su derecha. Empezó a ganar sus juegos con mayor facilidad y es que el argentino no tuvo ni una opción de break en todo el parcial. Diego sufría en alguno de sus turnos de servicio, pero aguantaba bien la presión hasta el 5-4. En el décimo juego cuando el holandés restaba para ganarse el set se encontró con un 30-40. Botic tras un gran passing con su derecha cruzado conseguía el segundo parcial y todas las alarmas se encendían en `El Peque´.

Diego a por la épica

Van de Zandschulp volvía a ser el primero en sacar, algo muy importante ya que siempre fue por delante en el marcador durante todo el partido. Las cosas se ponían peor para Schwartzman cuando en el sexto juego tras un 0-40 su rival quebraba y se ponía a solo dos juegos de la victoria. El argentino resistió y consiguió el contrabreak para irse al cambio de lado cerca en el marcador. El público aplaudía cuando en el undécimo juego llegaba una opción de break para el argentino. Schwartzman acertó y sacaba para cerrar un parcial en el que había estado contra las cuerdas. `El Peque´ consiguió el juego y la grada se levantaba ya que quería ver más batalla sobre la cancha.

El holandés parecía estar algo cansado físicamente y es que sus golpes y su servicio empezaban a ser menos efectivos. Diego celebró un break en el séptimo juego que le dejaba muy cerca de forzar el set definitivo. Botic se resistió y devolvió el contrabreak a su rival para volver a poner las tablas, 4-4. Van de Zandschulp ganó su servicio que tenía una importancia vital y ponía el5-4, restando para ganar el partido. Llegaban dos bolas de partido con el 15-40 pero en una lección de garra `El Peque´ salvaba ambas y ponía el 5-5 entre el delirio de los presentes.

Diego se venía arriba y un igualado juego sumaba un break que le dejaba a las puertas de ganar el cuarto parcial. Tras una bola a la red del neerlandés Diego gritaba y celebra con el público que había forzado el set definitivo tras salvar dos bolas de partido.

Van de Zandschulp a cuartos

Otra el holandés era el primero en sacar. Ganó su juego y en el siguiente tras cuatro opciones conseguía un break que le volvía a acercar a la victoria. Schwartzman cometía errores y veía como su rival daba un golpe sobre la mesa con otra rotura que le mandó hasta el 5-1. Solo un milagro podía salvar a Diego que necesitaba ganar cuatro juegos consecutivos para no despedirse en el US Open. Con su servicio cerró el partido y Van de Zandschulp sigue soñando en el último torneo de la temporada.

 

 

 

Translate