Crónicas WTA

Rybakina gana un partidazo ante Collins en Australia

Rybakina Collins Open Australia
Rybakina avanza en Australia. | Foto: @AustralianOpen

Elena Rybakina se recuperó a tiempo para ganar frente a la estadounidense Danielle Collins en tres mangas (6-2, 5-7, 6-2) en su duelo por la tercera ronda del Open de Australia. La kazaja jugará ahora ante Swiatek o Bucsa.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Un verdadero partidazo por un lugar en los octavos de final del primer Grand Slam de la temporada. Por un lado aparecía Danielle Collins, la última finalista del Open de Australia, intentando acercarse lo máximo posible a ese resultado para evitar perder puntos en el ranking. La estadounidense sufrió y mucho en sus dos primeras presentaciones, necesitando de tres sets para vencer tanto a la rusa Anna Kalinskaya como a la checa Karolina Muchova.

Por el otro, Elena Rybakina, la vigente campeona de Wimbledon, gran perjudicada por no haber sumado los puntos de esa victoria y aún fuera del Top 20 del ranking por ello. La kazaja tuvo dos grandes partidos de estreno, superando a la italiana Elisabetta Cocciaretto y a la eslovena Kaja Juvan, sin perder sets.

Entre ambas ya había dos enfrentamientos previos, con el historial igualado 1-1. El más reciente fue apenas dos semanas atrás, en la primera ronda del WTA Adelaida, donde triunfó Collins en tres parciales.

Rybakina vence a la última finalista

Sólido comienzo de partido para Rybakina, que aprovechaba los errores de su rival para marcar diferencias en el marcador desde temprano. La kazaja iba a ampliar esa brecha en lo numérico, con una segunda rotura, para liderar por 4-1. A pesar de que poco a poco Collins fue encontrando su juego, Elena se llevaba la primera manga por 6-2.

Todo mucho más nivelado para el segundo parcial, porque por un lado la última ganadora de Wimbledon seguía firme, y por el otro, Collins ya no cometía tantos errores, tomando una postura bien ofensiva en sus turnos al saque. La kazaja tendría una chance que podría haber sido letal en el 4-4, pero no lograría concretarla. Quien sí lo conseguiría era la jugadora norteamericana, evitando llegar al tiebreak y ganando el set por 7-5.

Cuando parecía que mentalmente podía surtir un efecto negativo en ella, Rybakina salío decidida al set definitorio, logrando un rápido quiebre para dominar el marcador. En pleno momento decisivo, Collins encadenó fallos, y con ello una clara frustración, siempre expresada por la estadounidense. La europea lograría una segunda rotura para encaminarse al triunfo. Finalmente, Rybakina sentenció su victoria con un firme 6-2.

Sobre el autor

Tomás Gómez Forcadell

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario