WTA

Bencic tendrá medalla al someter a Rybakina en JJOO Tokio

Rybakina Bencic JJOO Tokio
Bencic alcanza la final en los Juegos Olímpicos. Foto: Olympics

La jugadora helvética accedió para confirmar que será una medallista en estos Juegos Olímpicos. Belinda Bencic sometió a Rybakina por 7-6(2), 4-6, 6-3 tras dos horas y 46 minutos. Marketa Vondrousova o Elina Svitolina por la lucha del oro.

Llegaba un día muy importante para las opciones competitivas ya que además de ser una ronda muy bonita como una semifinal, entraba la vertiente de estar jugando en los Juegos Olímpicos y que un triunfo te garantiza una medalla. La kazaja viene sin hacer mucho ruido, pero mostrando un juego exquisito con mucha velocidad de bola, y el duelo que disputó ante Muguruza fue intratable. Por parte de Belinda, llegaba muy motivada donde en el dobles también continúa con opciones junto a Viktorija Golubic. Viene de derrotar a las dos finalistas de Roland Garros.

Sería la helvética la jugadora que se adelantó en el envite dando un paso adelante y queriendo interceptar ese golpeo duro de Rybakina. Bailó sobre la línea de fondo y aquello frustro a Elena que terminó sucumbiendo su servicio de primeras. Algo que no hizo en ningún momento ante Muguruza en cuartos de final. Aun así, poco a poco fue cogiendo confianza, sobre todo con su saque y fue metiéndose en el duelo poniendo ese ritmo que tanto le suele gustar.

Belinda más centrada

Bencic que tampoco quiso desestimar su estilo de juego, continuó muy metida y aquello ayudó a que el duelo cogiera muchos grados de nivel en esa pista central. Recuperó la diferencia que Rybakina haía llegado con 5-3, pero tuvo que pasar por problemas con ese 0-30 con una doble falta de por medio y con aspavientos. Parecía irse del partido en aquel instante pero no lo hizo. Tuvo que afrontar hasta cinco sets points pero Elena no estuvo del todo bien en aquellos instantes resolutivos perdiendo bastante feeling con su golpe de derecha. Llegó a gesticular y quejarse de que no estaba cómoda, siendo una tenista que pocas veces se le ve haciendo gestos.

La helvética estuvo mejor en la faceta mental y el verse contracorriente le ayudó para también soltar su juego y meter ella velocidad, pese a que muchas veces en esa línea de fondo se interponía a la bola para aprovechar el golpeo de su oponente. En el Tie-break las diferencias fueron clarividentes desde el inicio y con un 7-2 lo cerró cuando el duelo había llegado a la hora y 13 minutos.

Ryabkina consigue reaccionar

La helvética abrió diferencias en ese segundo set entrando mejor con una Elena que estaba aún pensando todo lo ocurrido minutos anteriores. Sin embargo, no tardó mucho en volver a la actuación con buena composición. Sus golpes agresivos regresaron ideando muy bien con su golpeo de revés. Ascendió también su dinámica mediante el servicio. Pudo dar la vuelta a su cabeza y continuar luchando de esta gran oportunidad que había encontrado. Estuvo mayor resolutiva que en el parcial anterior con un 100% de efectividad con dos de dos en bolas de quiebre. Por ello, llegó al igual que antes a servir para ganar, pero en esta ocasión la situación fue positiva para ella donde vimos a Belinda tirar la raqueta, por impotencia y algún error forzado, pero lo bueno era que no se iba mentalmente. Con un saque directo, Rybakina obtuvo el 6-4.

Inmensa tensión

La última manga iba a ser una gran batalla psicológica. Fue la kazaja quién entró mejor después de estar varios minutos paradas con el viaje a vestuarios. Con el break en contra, Bencic supo reaccionar, poniéndose con mayor ejecución con su golpe de revés y volviendo a tener confianza. Aun así, iban a pasar por instante muy duros con su primer golpe y en cuatro juegos consecutivos, ganó el resto. Hasta que llegó el momento donde la suiza, confirmó su saque. Fue un soplo de aire fresco para ella que estaba sabiendo frenar en muchas ocasiones ese tiro ganador de una Elena que había perdido rédito con un arma que suele ser fundamental en su juego y la confianza se fue mermando. Con ese 3-4 para la cabeza de serie No.12, fue a por el break y lo obtuvo. Acto seguido, logró cerrar el duelo para finalizar entre lágrimas después del gran logro cosechado.

 

Translate