Noticias

Rune canta el alirón en Basilea

rune rinderknech atp basilea
Holger Rune llega a semifinales en Basilea. | Foto: ATP

El danés consigue un nuevo triunfo en el ATP de Suiza. Rune está más vivo que nunca en el ATP 500 de Basilea después de ganar al francés Arthur Rinderknech en dos mangas (7-6(0), 6-2) en algo menos de 1h22min de tenis europeo. Rune canta el alirón en Basilea y ya es semifinalista.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

El encuentro comenzaba con un reparto de puntos en cada saque. Tal sería la igualdad que ambos tenistas tendrían que forzar el tiebrak luego de no conseguir toma ventaja ninguno en el luminoso. Las raquetas estaban en todo lo alto y ambos jugadores querían demostrar su candidatura a obtener una de las cuatro plazas que ofertaban las semifinales. El ATP 500 de Basilea iba a presenciar un desempate sin precedentes, ya que el danés endosaría un imponente 7-0 a Arthur Rinderknech. Rune sumaría hasta tres roturas de servicio ante la impotencia del francés por intentar maquillar ese duro resultado que estaba teniendo en su contra. La prueba estaba en los números, teniendo el danés un 78% de puntos ganados al primer servicio.

En la segunda manga las cosas parecían pintar de otra forma. Después de acertar ambos jugadores en sus primeros saques, Holger sumaría hasta tres puntos consecutivos para sumar una rotura en su casillero. Un tímido intento del galo intentaría evitar el avasallamiento de su contrincante, aunque de nada serviría. Con otros dos puntos consecutivos, Rune decidiría cerrar el partido ante Rinderknech para conseguir su billete a las semifinales del ATP 500 de Basilea en una noche que fue mágica para él. Tras esto suma su segunda victoria consecutiva frente al tenista francés, habiéndose producida la anterior en los dieciseisavos de Lyon este mismo 2022. Ahora el head to head estaba de lado del danés por 2-1.

Tras esta intensa batalla, Holger Rune tendrá que medir fuerzas ante Roberto Bautista en las semifinales del torneo suizo. Precisamente ante el español no disputó ningún partido anteriormente, por lo que será la primera toma de contacto de ambos tenistas con la pista rápida indoor de Basilea como escenario principal en su historia en la élite del tenis profesional.