Grand Slam Opinión WTA

Roland Garros femenino, vencedoras y vencidas



Sloane Stephens golpeando una derecha en Roland Garros | Foto: @wta

El segundo Grand Slam del año, Roland Garros, ya ha finalizado. Tras dos semanas de intenso tenis, ya podemos hablar de las decepciones, sorpresas y alegrías que nos ha dejado su cuadro femenino. Y es que, como si de un semáforo se tratara, la edición del torneo parisino de este año nos ha dejado grandes decepciones, como la temprana caída de la ganadora de 2017, Jelena Ostapenko (luz roja); jugadoras que han hecho un buen papel pero no han conseguido los resultados a los que nos tenían acostumbrados/as como puede ser el caso de María Sharapova que volvía a Roland Garros tras su sanción (ámbar); o las grandes triunfadoras de la edición, la finalista Sloane Stephens (ganadora del último US Open) y Simona Halep, que por fin conquista un grande (verde).

Rojo: Jelena Ostapenko y Venus Williams

La letona Jelena Ostapenko, la que era hasta ayer la vigente campeona de Roland Garros, es la decepción por excelencia de esta edición. Tras hacer historia el pasado año, cedió a las primeras de cambio y se convirtió en la segunda tenista de la historia del torneo que pierde en primera ronda (Miskina en 2005). Así, Ostapenko (20) prorrogó la estadística negativa de las campeonas en París. La última que logró revalidar el trofeo fue la belga Justine Henin, de 2005 a 2007. La letona cayó ante la 67 del mundo, la ucraniana Kateryna Kozlova por 7-5 y 6-3 en 1h 34m.

Otra decepción, pese al mérito que tiene de seguir en la élite a sus 37 años, fue la derrota de la mayor de las Williams, que prolonga su mala estadística en Roland Garros: Venus ha caído cuatro veces en primera ronda en las siete últimas ediciones. Perdió ante Qiang Wang por 6-4 y 7-5.

Entre las españolas, la decepción fue la derrota de Carla Suárez en segunda ronda. Tras una primera ronda donde las cuatro españolas presentes en el cuadro final pasaron de ronda. Carla además lo hizo por la vía rápida, sucumbió ante Sakkari. Es verdad que Sakkari (39 del mundo) venía de hacer un buen papel en Roma, pero la canaria siempre se crece en Roland Garros (sólo ha caído una vez en primera ronda, y además es el torneo que la colocó entre las mejores de la WTA). Asimismo, venía abalada por el nivelazo mostrado en el Mutua de Madrid, donde fue cuartofinalista haciendo grandes partidos.

Jelena Ostapenko campeona de Roland Garros 2017 | Foto: www.wtatennis.com

Ambar: Serena Williams y María Sharapova

En el color ámbar del semáforo, es decir ni en la decepción ni en la gloria del éxito, podemos situar a la otra hermana Williams. Serena renunció a jugar los octavos de final debido a una lesión pectoral. Lógicamente no es su mejor resultado en el grande parisino, pero el mérito de la pequeña de las Williams es evidente: regresaba a un Grand Slam un año y cuatro meses después de ser madre y tras muchos problemas. En octavos, por cierto, se enfrentaba a María Sharapova. Otra de las tenistas que aunque fue apeada por Garbiñe Muguruza en cuartos de final, ha demostrado que pese a su largo periodo fuera de las pistas debido a una sanción por dopaje, sigue siendo una de las grandes. Con un poco más de rodaje, volverá a estar arriba. Veremos que consigue hacer en Wimbledon, uno de sus torneos fetiche.

Sharapova golpea una derecha en Roland Garros
Sharapova golpea una derecha en Roland Garros | Foto: @wta

Verde: Simona Halep y Sloane Stephens

 Sin duda, las dos grandes triunfadoras de esta edición de Roland Garros han sido las dos finalistas del torneo. La triunfadora, la rumana Halep, ganó su primer Grand Slam (a la cuarta fue la vencida) y además, llega a Wimbledon como número uno. La segunda, Stephens, demostró que su triunfo en el Us Open del año pasado no fue una casualidad. Atentos/as que la americana llega al Grand Slam de hierba con la moral subida.

Por último, destacar en este apartado a Garbiñe Muguruza, que llegaba al torneo con mucho que demostrar tras unos resultados bastantes flojos durante la primera parte de la temporada, y que apeada en semifinales por la que sería la ganadora.

Muy buen nivel han demostrado durante estas dos semanas la otra semifinalista, Madison Keys y la jovencísima Darya Kasatkina, que lleva una temporada increíble. Alcanzó los cuartos de final.

Sobre el autor

Iván Villanueva

Periodista, publicista y feminista. Apasionado del tenis femenino desde que de pequeño me topé en televisión a una tal Conchita Martínez jugando a algo que se llamaba tenis.

Facebook

Translate