Crónicas

Monfils reina por tercera vez en Montpellier



Monfils Pospisil ATP Montpellier 2020
Monfils celebra un punto en el ATP Montpellier 2020 | Foto: @atptour_es

Gael Monfils ha logrado el primer título de 2020 al vencer a Vasek Pospisil en la final de Montpellier (7-5, 6-3). El francés tuvo siempre la iniciativa en el marcador. De esta manera ya son tres trofeos en la ciudad francesa con la que guarda un gran idilio.

Gael Monfils y Vasek Pospisil iban a luchar por el título en el ATP Montpellier. El francés era el favorito para salir como campeón después de dejar buenas sensaciones durante la semana y con el apoyo de su público. En frente un Vasek Pospisil que en estas superficies se desenvuelve a las mil maravillas. El canadiense dio la gran sorpresa en las semifinales al superar al versátil Goffin en tres mangas para poder luchar por el título.

Monfils comenzó sacando lo que le permitió poder llevar la iniciativa desde el inicio, un punto a favor a la hora de jugar contra tenistas como Pospisil. Vasek cuando está por arriba en el marcador se suelta y empezaba a soltar su golpes más potentes. El galo no tuvo ningún problema con el servicio, mostrando la confianza que tenía en su saque. Pospisil comenzó acertado con su servicio, un golpe que debía estar al máximo nivel sí quería tener opciones de superar a una muralla como Monfils.

Los juegos iban pasando y ambos mantenían sus servicios. Los problemas empezaron a llegar con el 5-4 a favor del francés ya que se encontraba con la primera bola de break, aunque no pudo cerrar el juego. Esta no iba a ser la única oportunidad y justo después con el 6-5 llegó otra oportunidad. Esta vez se amarró a la pista y tras un passing paralelo se llevó la primera manga que le dejaba más cerca de lograr el trofeo.

Monfils firma otro título en Montpellier

El premio era doble tras la rotura que le otorgó el set, ya que comenzaba sacando. Así se quitaba la presión de ir por debajo en el marcador ante un rival tan peligroso en estas tesituras como Pospisil. El canadiense empezó a ser superior con la potencia de sus golpes. Monfils estaba muy conservador y este tipo de juego empezaba a no valer. De todas formas a pesar de haber tenido una bola de break el galo se ponía 2-1 arriba en el marcador.

Los problemas seguían llegando para Monfils que no encontraba las soluciones. En el quinto juego otras dos bolas de break para el canadiense, aunque nuevamente Pospisil fallaba y esto daba alas a su rival. Así es el tenis y es que no se puede perdonar. Justo en el octavo juego un 15-40 daba la oportunidad a Monfils de casi sentenciar el partido. A la primera lo logró y con su servicio cerró para sumar su tercer título en Montpellier.

Facebook

Translate