Crónicas

Nadal empieza con buenas formas en Roland Garros



Nadal Popyrin Roland Garros
Nadal en Roland Garros | Foto: @atptour_es

El `Rey´ de la Philippe Chatrier comenzó con victoria ante un rival que tuvo buenos juegos plantando cara a Nadal. Rafa tuvo que levantar dos pelotas de set en la tercera manga para acabar ganando en set corridos (6-3, 6-2, 7-6(3)). En la siguiente ronda espera ante el local Gasquet.

Rafa Nadal era el centro de atención en la jornada del martes en Roland Garros. El balear quería seguir reinando en el Grand Slam parisino y para ello tenía que empezar su andadura de la mejor manera. Nadal llegaba con el título en Roma y con buenas sensaciones, aunque es cierto que esta temporada se le había visto algo más vulnerable que en otras ocasiones en la gira de arcilla. El debut le enfrentó ante Popyrin, un joven jugador australiano al que se había enfrentado hace algunas semanas en el Mutua Madrid Open y el local se llevó el triunfo por un doble 6-3.

Nadal no pudo imponer su solidez desde el fondo de la pista en los primeros juegos. A pesar de ir por delante en el marcador y pasar la presión al otro lado, Popyrin estaba muy seguro con su servicio. Se apoyaba en sus buenos saques para luego poder atacar. Nadal no encontraba la fórmula, pero estaba tranquilo sabedor de que en algún momento llegaría la oportunidad. Justo en el octavo se encogió el brazo de Popyrin con algunos errores y Nadal sumó el primer break del partido. El balear cerró a continuación con su servicio la primera manga y estaba más cerca del primer paso.

Salió Nadal con una marcha más al partido y pronto se encontró con con dos breaks que le dejaban el segundo set en bandeja. No hubo mucha más historia y es que ambos se dedicaron sin mayores problemas a mantener su servicio. Así iban pasando los juegos y Nadal gracias a ese buen inicio de parcial se anotaba la segunda manga por 6-2.

Salvando bolas de set

Todo parecía estar encarrilado para el español, aunque Popyrin seguía animándose. Esta vez fue capaz de ir por delante en el marcador para jugar más agresivo y tranquilo al resto. Nadal empezaba a tener algunos problemas al servicio. En el cuarto juego salvó una bola de break, pero en el sexto se enfrentó a dos y en la segunda falló una derecha que daba la rotura a Popyrin. El aussie gritaba y se animaba sabiendo lo importante que era sumar ese juego. Confirmó la rotura y ponía el 5-2, a solo un juego de ganar el set.

Llegaron dos pelotas para confirmar el set, pero entonces se atrapó y con dos errores graves llegaba la oportunidad de Nadal que confirmaba el break para seguir intentando ganar en tres mangas. Luego Rafa tuvo sus oportunidades para volver a sumar una rotura que hubiera dejado casi el duelo sentenciado, pero Popyrin salvó la situación. Nadal necesitaba ganar su juego al servicio para forzar el tie break. Sufriendo pero se iban a la muerte súbita. La experiencia de Nadal se hizo notar y se fueron al cambio de lado con 5-1 para el español. Con el 6-1 llegaba la bola de partido. Salvó Popyrin las dos primeras, pero luego Rafa sentenció su primer compromiso.

 

 

Facebook

Translate