Noticias

Nadal: “Si estoy aquí es porque las cosas van bien”

Nadal las cosas van bien
Nadal durante un entrenamiento en Wimbledon | Foto: atptour.com

Con tranquilidad y más bien serio el español se presentó por primera vez en tres años en la sala de prensa principal de Wimbledon para tratar de explicar cómo llega al Grand Slam británico. No compite en este Major desde que fue semifinalista en 2019.

En la balanza, por un lado, su gran temporada en cuanto a resultados y un tratamiento que, de momento, le funciona para evitar el dolor en su pie izquierdo; por el otro, el hecho de que llevaba mucho tiempo sin jugar sobre hierba y solo ha podido disputar dos partidos de exhibición los últimos días en Hurlingham ganando contra Wawrinka y perdiendo ante Auger-Aliassime. Este sábado el manacorí se entrenó por la mañana con el checo Jiri Vesely y usó las gafas de sol de Marc López para ejecutar unos cuantos remates. Por la tarde se volvió a ejercitar. No le queda más remedio que doblar sus esfuerzos. En Roland Garros lo hizo y acabó campeón.

En la rueda de prensa analizó su lesión, su adaptación a la superficie de la hierba, la semana de preparación, objetivo de esta edición del tercer Gran Slam de la temporada.

Su pie

“Si estoy aquí es porque las cosas van bien. Puedo caminar normalmente todos los días, cuando me despierto no tengo ese dolor que tuve durante un año y medio. En entrenamiento en general he estado mejor. En las últimas semanas, no he tenido un día de estos que me duele terrible. En general, soy positivo”.

Su adaptación

 “Voy claramente en línea ascendente. En realidad… No sé cómo llego, porque es muy difícil hacer una predicción en un torneo como este. Es probablemente el más difícil en ese sentido a nivel personal. Es una superficie complicada y necesitas pasar días en ella. Y no he jugado nada en los últimos tres años. La memoria es importante, y cuando es más reciente, la adaptación es más sencilla, saber lo que funciona y lo que no”.

Su preparación

«La semana de trabajo en Londres ha sido lógica, con ratos mejores y peores. Me he entrenado bastante, el viernes fue un desastre, pero luego competí bien en Hurlingham. Hoy ha sido bueno. Pero lo más relevante es que los malos momentos en pista cada vez sean más cortos en esta superficie, y no encadenarlos con tu servicio, sino al resto si hay que hacerlo. Si juegas bastante bien durante todo el partido y haces dos juegos malos con tu saque, quizás te vas fuera sin haber hecho muchas cosas mal. Hay que manejar esas fases con un aprendizaje diario y un control de las situaciones que me los dará el entrenamiento y la competición. Los partidos de exhibición me han ido bastante bien y he practicado con gente exigente”.

Su objetivo en Wimbledon

Llegar competitivo. Después lo que pueda pasar o no se verá en la pista, cada día que se pueda ganar es un avance importante y voy a pelear por ello”.