Noticias

Medvedev: “La celebración no la hice a propósito”

declaraciones medvedev rusia alemania davis
Medvedev durante su partido de Copa Davis ayer ante Struff | Foto: @DavisCup

En su comparecencia ante los medios de comunicación tras sellar el pase de la Federación de Rusia a la final de la Copa Davis, Medvedev explicó su particular celebración al final de su partido contra Struff en la que pedía calma al público congregado en el Madrid Arena.

La Federación Rusa de Tenis, la Rusia de toda la vida, se encuentra a solo un paso de conquistar su tercera Ensaladera de Copa Davis. Y buena culpa de ello la tiene Daniil Medvedev. Con otra sólida y autoritaria actuación, el actual número dos del mundo liquidó las aspiraciones de Alemania en esta competición con un doble 6-4 ante Jan-Lennard Struff.

Un encuentro en el que lo más interesante sucedió al final, con el ruso pidiendo calma en plan irónico al público del Madrid Arena, en clara respuesta a las ganas del respetable de que hubiera algo más de partido en una segunda semifinal que no llegó ni a las tres horas (Rublev tampoco dio opción ninguna a Koepfer en el primer choque).

En su posterior conferencia de prensa Medvedev afirmó que no tenía ninguna intención de ofender o molestar al público con esa celebración, sosteniendo que fue producto que la adrenalina que siente cada vez que sale a una pista de tenis. Además, el moscovita no dio mucha importancia al hecho de no competir en el nombre de Rusia, como les ocurre a la mayoría de sus compatriotas en competiciones de este tipo, reconociendo que cuando está en la pista sabe perfectamente el país y el himno a los cuales representa.

La celebración final

Después del partido, cuando celebro me gusta hacer algo divertido. En nuestro equipo lo gracioso es que cuando jugamos a las cartas alguien gana y se dice, calma, calma. Cuando Cristiano (Ronaldo) jugaba en el Real Madrid hacía esto, lo celebraba así muchas veces. Por eso decidí hacerlo. Sentí que era divertido, pero puede que fuera una mala decisión“.

Es algo que no hago a propósito. Todo lo que hago, más en la pista, son puras emociones. En la vida soy más tranquilo. En la pista hay mucha adrenalina. Odio perder. Hay menos tiempo para parar y pensar y voy con las emociones a tope. A veces no es bueno, pero es mucha adrenalina y todo lo que hago, bueno o malo, es real. A la gente debería gustarle“.

Con el público en contra durante todo el torneo

Está claro que es mejor cuando la gente te apoya, pero si no lo hacen tienes que ganar ante ellos y también contra el rival. No provoco al público a propósito. Pero cuando juegas un partido, estás solo y hay 20.000 personas que te ven. A veces en tu contra, a veces la mitad. Si lo hago no es para ponerles en contra. Es algo que siento en ese momento. Se ve en cualquier deporte“.

Motivación máxima por su país

Es mi opinión personal. Cuando estoy en la pista sé qué país estoy representando y cual es mi himno nacional. No es agradable no ver tu bandera en la final, escuchar tu himno. Son cosas que siempre soñaste ver. Pero es la misma competición, la Copa Davis. Juego para el mismo país. Realmente no afecta el rendimiento en la pista“.

 

Translate