Noticias

Medvedev solventa el debut en Roland Garros

medvedev bagnis roland garros
Medvedev jugando en Roland Garros | Foto: rolandgarros.com

El ruso ha finiquitado por la vía rápida el debut en Roland Garros. Medvedev por un triple 6-2 ha superado a Bagnis y se planta en segunda ronda.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Daniil Medvedev debutaba el martes en Roland Garros. El tenista ruso, segundo cabeza de serie venía de caer en su único partido en la gira de arcilla a las primeras de cambio en Ginebra frente a Gasquet por la vía rápida. Sus sensaciones habían sido muy malas y ahora no había margen de error. Enfrente estaba Facundo Bagnis. A priori era un duelo que tenía que solventar a pesar de que su rival era un especialista en arcilla.

Medvedev solventa el debut

El partido comenzó con ambos perdiendo sus servicios. Bagnis tomó la delantera con el 2-1, pero a los pocos minutos era el ruso el que empezaba a mostrarse más sólido. Medvededv sin un tenis brillante, eso sí, metiendo muchas pelotas se aprovechaba de los errores de un Facundo Bagnis que a veces pecaba de precipitación. Finalmente y tras ganar el octavo juego en blanco Daniil se apuntaba una primera manga que había durado poco más de media hora.

El pupilo de Gilles Cervara parecía estar decidido a ir a por la victoria por la vía rápida. Salió muy concentrado en la segunda manga y es que se consiguió escapar en el marcador hasta el 4-0. Únicamente tuvo problemas con su servicio en el sexto juego cuando tuvo que levantar tres bolas de break. Además lo consiguió y únicamente Bagnis pudo maquillar el marcador para acabar perdiendo por 6-2 y estar al borde de la eliminación.

Medvedev continúo con la misma inercia y otra vez con el 2-0 se escapaba en el marcador encarrilando la victoria. Bagnis tiró de raza y corazón para poner el iguales en el casillero, pero desde ese momento Medvedev volvía a meter una marcha más y con el 6-2 sin mayores problemas certificaba el triunfo en el debut de Roland Garros después de un buen partido del ruso para ahuyentar los fantasmas de la semana pasada en Ginebra.

 

Translate