WTA

Las decepciones del circuito femenino en 2019

Sloane Stephens 2020
Sloane Stephens pensativa durante un partido en el US Open | Foto: nypost.com

¿Cuáles han sido las decepciones del circuito femenino en 2019?  El 2019 ha sido un año bueno para unas, pero no tan bueno para otras. De algunas jugadoras se esperaba mucho más, en un año en el que podían ser protagonistas principales, pero al final han pasado a un segundo o tercer plano. 

Sloane Stephens (25º)

Sí, la americana ha tenido un 2019 desastroso. Muy poca confianza en su juego, demasiado errática, lo cual hace que cometa muchísimos errores, y sobre todo, ha tenido sonoras derrotas ante jugadora muy inferiores a ella. Eso se explica sin confianza en su juego, la cual necesita tener, ya que si está con confianza, es de las 20 mejores jugadoras sin duda. Urge recuperar confianza, y en consonancia ese buen tenis que la llevó a ganar el US Open en 2017.

Garbiñe Muguruza (35º)

Otro año más, ha vuelto a decepcionar de manera alarmante. Inició el año con un muy buen partido ante Konta en Australia, además del título en Monterrey, pero nada más. Ha sufrido sonoras derrotas, como ante Martic o Riske, y sobre todo, ha tenido discusiones con Sam Sumyk, y desde Wimbledon decidieron no seguir juntos. Tras ello, algunos problemas físicos, y su poca regularidad en momentos calientes, no hicieron mejorar tanto las cosas, aun llegando Anabel a su equipo. Veremos sí 2020 sirve para reflotar el vuelo de una Garbiñe en otro modo de juego, tras la vuelta de Conchita Martínez a su banquillo.

Jelena Ostapenko (45º)

Su buen final de temporada no quita que su temporada haya sido muy decepcionante. Poquísima confianza en su juego, y sobre todo, con su saque, llegando a cometer 10-15 dobles faltas por partido. Sólo tenía un plan A, y si no funcionaba, el resultado era escandaloso. Digo tenía, porque llegó Marion Bartoli, la cual comparte cosas con ella, y gracias a su llegada, pudo acabar salvando la temporada con una final, y acto seguido, un título en Luxemburgo. Veremos si esta unión florece, pero creo que Jelena va a ser una tenista a tener muy en cuenta de cara a 2020.

Caroline García (46º)

La decepción de la temporada sin lugar a dudas. Poco o nada queda ahora de esa Caroline de 2017, la cual tenía muchísimo tenis, pero parece que ha perdido toda esa fuerza. Muy poca mentalidad a la hora de gestionar los partidos, sobre todo cuando va por debajo, ya que no consigue cambiar el chip mental, y eso es un lastre, ya que la lleva a cometer muchísimos errores no forzados. Un cambio de entrenador no sería mala idea, pero veremos si la gala aceptaría separarse de su padre, el cual en mi opinión debería de ejercer de segundo entrenador. Caroline necesita savia nueva, y un relevo en su banquillo no le vendría nada mal. Veremos si consigue florecer de nuevo.

Viktoria Kuzmova (52º)

Quizás sea la que menos merezca estar aquí, ya que es joven, pero se esperaba mucho de esta joven eslovaca, que hace algún tiempo prometía para top-10. Su tenis ofensivo, y su gran servicio hacen pensar que tiene tenis para estar arriba, pero en ocasiones se vuelve demasiado errática, y esos errores la acaban costando muchos partidos. No ha hecho un año terrible, pero se esperaba mucho más de ella en este año. Veremos si consigue escalar algo más en 2020, e ir progresando poco a poco camino a lo que se espera de ella.

Katerina Siniakova (58º)

La checa no ha hecho un buen año en singles, aunque sí lo ha hecho en dobles. El año pasado acabó a un muy buen nivel, con victorias ante Muguruza, y en la Fed Cup ante Kenin. Katerina es una gran jugadora de fondo, así como capaz de soltar el brazo cuando tiene que hacerlo. Se esperaba la explosión en 2019, pero ha sido al revés. Muy errática en sus golpes, y sobre todo, con muy poca cabeza en ciertos momentos del partido, que la han condenado en muchos momentos. Veremos de qué es capaz en 2020.

Translate