Opinión

La cara y cruz del tenis ruso



Khachanov y Rublev en el Masters 1000 de Miami
Khachanov y Rublev en el Masters 1000 de Miami | Foto: tennistopic.com

Rusia ha vuelto a encontrar a una generación de tenistas que espera que le vuelvan a llevar al elenco del tenis mundial. Rublev, Khachanov y Medvedev son los elegidos para devolver a Rusia a lo más alto de este deporte. Los dos primeros ya han saboreado el éxito pero están sumidos en una crisis. Por otro lado Medvedev vive su mejor momento de su carrera. ¿Qué le ocurre a cada uno?

¿Qué es más fácil pasar del éxito al fracaso o del fracaso al éxito? Según las diversas teorías es más fácil llegar a la cima y luego verse sumido en una difícil crisis. ¿Qué jugadores no saben lo que es ser top en su deporte y luego pasar una mala época? La respuesta es todos, pero solo algunos consiguen sobreponerse y volver a la cúspide pero esta vez para quedarse. La regularidad en estos casos es lo que diferencia a los mejores del resto. También otros factores como la experiencia, la cabeza son muy importantes.

Rublev en busca del camino perdido

Andrey fue el primer en saborear el éxito y luego vino Khachanov. El primero supo lo que es ganar un título ATP en 2018 y llego a rozar el top-30 (31º) pero luego en 2018 llegó la crisis. Con un mal año debido a las lesiones y la irregularidad se vio alejada de estar entre los mejores y ahora queda relegado al número 112º del ranking intentando volver a coger el ritmo de su juego que llevó a ser una promesa del tenis mundial. En la primera edición de las finales Next gen logró quedar segundo solo superado por el coreano Hyeon Chung. Esta semana estará en el Challenger de Indian Wells, en el que estarán grandes jugadores. El objetivo del ruso es poder participar en el primer Masters 1000 de la temporada para reencontrarse cuanto antes con las sensaciones.

Khachanov sumido en una profunda crisis

El ruso fue el gran nombre a finales de la temporada pasada tras coronarse en el Masters 1000 de París que culminó con un gran triunfo sobre Novak Djokovic. Los focos le iluminaban de cara a la presente temporada, pero por el momento no es una ni una sombra del potencial que tiene. Su versatilidad, potencia y la facilidad para golpear a la bola siempre le han acompañado, pero esta campaña está muy errático.

Hace pocos días comentó en una entrevista a Ubitennis.com que seguía trabajando para pasar el bache que atraviesa en la actualidad. “No han sido las mejores torneos, no pude competir al máximo de mis posibilidades, pero llevo unos días entrenando bien y espero poder recuperar mi mejor tenis. Es cierto que mis sensaciones en lo que va de año no están siendo nada buenas, a pesar de que en los entrenamientos estoy cómodo. Tengo que seguir trabajando para ser más consistente y centrarme en mi juego. Si lo consigo, llegarán los resultados“, añadió el joven ruso. En el ATP 500 de Dubai nueva decepción al caer en su primer partido ante Basilahvili.

Lo que más llama la atención es que ya son tres torneos en los que se despide a las primeras de cambio. Solo ha podido sumar dos victorias este 2019. Quizás la presión de ser el más capacitado `a priori´ para liderar el nombre de su país le esté pasando factura. Por el momento ni rastro del Khachanov que maravilló al mundo hace solo algunos meses. No sabemos cuando acabará la crisis, pero tiene fin, por que tenis tiene y de sobra.

Medvedev ATP Sofía
Medvedev posa con el título en el ATP Sofía | Foto: @atptour_es
La revelación

Daniil Medvedev era quizás el menos capacitado porque fue el que más tardó en dar el saltó de una manera más regular a los torneos ATP. Con un gran 2018 se dio a conocer sumando tres títulos a su palmarés. Sigue con la misma confianza y un nivel de juego exquisito que le ha llevado a ser el tenista con más victorias este 2019. Medvedev es consistente, con golpes planos y su único punto débil parecía ser la cabeza pero poco a poco su actitud corporal es mucho mejor en la cancha y esto ha repercutido a sus resultados.

También en 2019 sabe lo que es ganar un trofeo, además de alcanzar su mejor ranking, en el puesto 15º. A sus 23 años es el mejor tenista de su país, pasando a los dos hombres que estaban llamados a estar por delante de él. Pasito a pasito parece sin duda que este 2019 va a dar mucho que hablar.

Estamos hablando de Rusia como una potencia de futuro. Rublev, Khachanov y Medvedev tienen tenis para estar en la élite del tenis. Los dos primeros que llegaron al éxito están en un mal momento. ¿Ocurrirá lo mismo con Medvedev?

Translate »