Noticias

Medvedev se carga el show de Kyrgios

Kyrgios Medvedev Open Australia
Medvedev puede con Kyrgios. Foto: Aus Open

El ruso Daniil Medvedev se muestra implacable en su camino a tercera ronda del Open de Australia al ganar a Nick Kyrgios por 7-6(1), 6-4, 4-6, 6-2 en tres horas y cuatro minutos.

Todas las miradas estaban puestas en este encuentro dentro de los aficionados del tenis de todas las partes del mundo y seguramente que no sigue tan a diario el tenis. Un encuentro que llamaba mucho la atención y más después de la gran versión que dio el australiano en su partido de primera ronda ante Broady. Se medía ante el No.2 del mundo y principal favorito a salir con el título, pero curiosamente, los dos enfrentamientos previos se los tenía ganados. Uno de ellos, en una final de todo un Masters 1000 como Cincinnati.

Todo muy abierto

Kyrgios comenzó con ese arsenal que le permitió disponer de bolas de quiebre. Medvedev apercibido por la debida situación, no iba a dudar con una Rod Laver Arena ansiosa de presenciar el espectáculo. El ruso se adelantó, pero el show de Nick no tardó mucho en aparecer. Golpeos espectaculares, sin nada que perder, sabiendo jugar también desde el fondo de cancha y muy motivado. Alcanzaron el tie-break y ahí Medvedev consiguió ser muy superior. Desde la doble falta que cometió Nick, el ruso puso su disciplina y se impuso por 7-1.

Medvedev abre camino

El australiano no optó por marcharse mentalmente del partido. Estaba teniendo delante a un jugador muy metido en el partido y con mucha seriedad. Sin ningún tipo de aspaviento y mentalizado de lo que podía llegar a ser este partido. Muy fuerte en el fondo de cancha, encontrando winners, sobre todo por el lado de los paralelos y su servicio fue impecable. Tuvo sus oportunidades de que se marchara con quiebre pero Nick pudo arder la grada sacándolo adelante. Sin embargo, no afectó absolutamente nada a Daniil que en el 4-5, logró llevarse el set y poner mucho terreno de por medio en  marcador y en cuanto a sensaciones.

El show Kyrgios

El tercer set arrancó con un ‘warning’ hacia Kyrgios por ir a por la toalla cuando Medvedev estaba preparado para sacar. El australiano estaba intentando trastocar a Medvedev en su estado psicológico pero el ruso estaba ajeno a todo lo que podía estar pasando con el australiano. Aun así, el show de Nick comenzó en el séptimo juego. Después de que ambos sirvieran de maravilla, Daniil sufrió con los segundos saques, Kyrgios obtuvo un enorme punto sobre la red siendo uno de los puntos del año y acto seguido pudo obtener un quiebre haciendo pensar por primera vez al No.2 del mundo. Pese a que el electrónico, estaba muy lejano, el australiano quería gozar y hacer gozar.

Cierra el ruso

Se llevó ese tercer parcial, y al inicio del cuarto tuvo una oportunidad de quiebre después de que Medvedev tardara varios minutos en el vestuario. El ruso, salvó ese momento tras un fallo de Nick que se arrepintió muchísimo. En el sexto juego de ese set, Daniil que estaba mostrando una habilidad psicológica extraordinaria, logró el quiebre volviendo a ser muy duro desde el fondo de cancha.

Kyrgios no pudo hacer nada a la hora del resto en aquel juego y su paso por la silla finalizó con una raqueta rota en el que por su segundo warning, comenzó el juego 0-15. Medvedev, finalmente rompería en ese juego ante un cabreado Kyrgios y caminó hacia la tercera ronda del Open de Australia donde se medirá con Botic Van de Zandschulp.

Translate