Crónicas

Federer debuta sin sobresaltos en Roland Garros



Federer Istomin Roland Garros
Roger Federer ya se instala en segunda ronda de Roland Garros. | Foto: ATP

El suizo comienza sin mayores dificultades su recorrido en Roland Garros tras derrotar al uzbeko Denis Istomin en sets corridos (6-2, 6-4, 6-3). Federer tendrá un compromiso de mayor riesgo en la segunda ronda, ante el ganador entre Marin Cilic y Arthur Rinderknech.

Roger Federer llegaba a París como una de las grandes incógnitas del torneo. En la previa había muchas expectativas por lo que pudiera hacer el helvético en su retorno a jugar en tierra batida, y una nueva presentación en este Grand Slam tras su ausencia en 2020. Roger tuvo suficiente tiempo de preparación, pero apenas un partido en la gira, cayendo derrotado ante Pablo Andújar en su debut en Ginebra. Como el mismo suizo declaró, parece difícil verlo como un candidato al título, aunque seguramente sí busque ritmo de competencia de cara a la gira de césped y los Juegos Olímpicos.

Por su parte, Denis Istomin llegaba con intenciones de ser el malo de la película en este regreso de Federer, así como lo consiguió en Australia 2016, cuando eliminó a Novak Djokovic en segunda ronda. El uzbeko sorprendió en la última semana al superar la fase previa consiguiendo un muy buen nivel, algo impensado teniendo en cuenta su actividad reciente, y su poco éxito para ganar partidos aún en el circuito Challenger.

Entre ambos, ya había siete antecedentes con todas victorias de Federer, aunque esta era la primera ocasión que se veían las caras en tierra batida. El último duelo tuvo lugar en el Australian Open 2019, con triunfo en tres sets para el de Basilea.

Sólida presentación de Federer

El partido comenzó con un rápido quiebre en favor del suizo, que ya empezaba a mostrar cuál sería la tendencia del desarrollo. Istomin apostaba a superar en la velocidad de los tiros a Federer, pero el helvético estaba con las ideas muy claras de cerrar los puntos con buena movilidad de piernas y precisión. Además, Roger tenía buenas sensaciones al servicio, jugando prácticamente siempre con su primer saque. El suizo concretó otro quiebre para llegar a tener una ventaja de 5-2 y luego cerrar el primer parcial a su favor.

Federer salió decidido al segundo set también, consiguiendo un nuevo break para ponerle todo muy cuesta arriba a Istomin. El uzbeko no encontraba los espacios con facilidad, y fallaba mucho cuando intentaba arriesgar sus tiros. Con esa comodidad, sin bajar la intensidad de su juego, el astro de Basilea se adueñó también de la segunda manga por 6-4.

La tendencia no cambiaría para el tercer set, con un Istomin que cada vez debía esforzarse más para mantener su servicio y evitar un nuevo quiebre del suizo. Pero variando muy bien las alturas y los ángulos, Roger logró finalmente el break para acercarse al triunfo. Federer seguía con un alto nivel, sorprendiendo por la buena movilidad sobre todo, llegando siempre a tiempo y con eso, tomando un control absoluto del partido. Tras una hora y media en cancha, el helvético cerró el partido por la vía rápida.

Facebook

Translate