Challenger

Gastao Elias vuelve a sumar otro título en casa



Elias Rune Challenger Oeiras
Gastao Elias durante un partido | Foto: atptour.com

Gran semana del tenista portugués. Elias sumó su octavo trofeo Challenger tras superar en la final a la joven promesa del tenis danés, Holgar Rune (5-7, 6-4, 6-4).

Gastao Elias quería volver a levantar un trofeo en la categoría Challenger en casa, en Oeiras. Esta ciudad que ha acogido por cuarta semana un torneo en el circuito Challenger. El último en ser campeón había sido Carlos Alcaraz, la joven promesa del tenis español que está esperando su debut en el cuadro final de Roland Garros. El luso se había plantado en la final tras derrotar a Faria, Araujo, Ugo Carabelli y Borges.

En la lucha por el trofeo esperaba ese jugador del que todo el mundo habla maravillas y que ya ha sumado su primera victoria ATP este 2021 siendo incluso menor de edad. Holgar Rune era una de las atracciones del torneo y no había fallado durante toda la semana hasta llegar a la gran final. Había superado a Van Rijthoven, Lenz, Gimeno Valero y Skatov para luchar por el trofeo de campeón.

Gastao Elias vuelve a sonreír

Un partido igualado entre una joven promesa que sigue creciendo y un tenista mucho más experimentado como es el caso de Elias. El portugués no había tenido fortuna con las lesiones en los últimos tiempos, pero que había estado como número 57 del ranking masculino, siendo esta su mejor posición. La final estuvo igualada, con largos e intensos peloteos desde el fondo de la pista. En la primera manga fue mejor el noruego que se llevó el primer set, aunque le costó cerrarlo, ya que necesitó de cinco bolas de set. Pudo cerrarlo en el octavo y décimo juego, pero no fue hasta el duodécimo cuando pudo celebrar el primer parcial.

Elias estaba ante una gran oportunidad y no se iba a rendir. Reaccionó y empezó mejor en el segundo parcial tomando el mando desde el inicio. Desde el primer break con el 1-0 encarriló el set y sin conceder ni una sola bola de break llevaba el partido hasta el set definitivo. Empezaron con dos roturas aunque el que llevaba las riendas en el marcador era Rune. Siempre fue por delante y pasaba la presión al otro lado, aunque el luso aguantaba muy bien la presión. El noveno juego fue la clave y es que llegaron las oportunidades para el portugués que quebró y tenía en sus manos el servicio para llevarse el título. Con su saque no falló y volvió a levantar un trofeo Challenger.

 

Facebook

Translate