Estadísticas

El segundo servicio, la clave del cambio de inercia en los Federer-Nadal

federer nadal estadísticas atp segundo servicio
Federer al servicio durante un partido del Open de Australia 2020 | Foto: zimbio.com

Un análisis de Infosys Más Allá de los Números muestra el aumento en el porcentaje de puntos ganados con segundo servicio de Federer en sus duelos frente a Nadal. En el primer período, de 2004 a 2014, el suizo estuvo por debajo del 50% de puntos, mientras que de 2015 a 2019, con seis victorias en siete encuentros ante el balear, Federer subió su porcentaje hasta el 55,1%.

Una de las principales fortalezas en el juego de Federer siempre ha sido el rendimiento que ha logrado sacar a su segundo servicio. El suizo fue el líder de puntos ganados en este apartado durante siete temporadas y nunca ha bajado de los cinco primeros en toda su carrera. Paralelamente, destruir el segundo saque de sus adversarios también siempre ha sido algo característico en el juego de Rafa Nadal, el jugador que más daño ha hecho a este golpe de su sempiterno rival.

Nadal, el azote de Federer al resto durante 2004-2014

Según un informe de ATP Infosys Beyond the Numbers, el segundo servicio se muestra como un factor clave dentro de la rivalidad que ambos tenistas han mantenido y siguen manteniendo durante los últimos 15 años. Dicha rivalidad se puede dividir en dos partes: la primera, de 2004 a 2014 y bastante favorable a Nadal, que derrotó al suizo en 23 de sus 33 encuentros entre ellos. La segunda, en cambio, supone un cambio de tendencia favorable a Federer que, de 2015 a 2019, logró vencer en seis de los siete enfrentamientos que disputaron. Una de las grandes razones de este cambio es el aumento en el porcentaje de puntos ganados con segundo saque del suizo.

De 2004 a 2014, las prestaciones de Federer con su segundo servicio resultaron ampliamente excepcionales, ganando un 58,3% de puntos ante el resto de jugadores del circuito (13.593/23.302), aunque no ante Nadal. Sus cifras ante el balear cayeron drásticamente, sin poder siquiera llegar al 50% (48,7%, 589 de 1.209).

La diferencia resultó aún más grande sobre tierra batida, la superficie preferida del manacorí y donde Federer apenas pudo llevarse el 44,3% (259/585) de los puntos con segundo saque. El suizo nunca pudo superar el 50% de puntos ganados en ninguno de sus duelos frente a Nadal sobre polvo de ladrillo. Precisamente fue en Madrid, donde las condiciones más rápidas ayudan al juego más directo del suizo, donde éste logró este 50% de puntos ganados con segundo saque (47/94). Tanto en Hamburgo (40,7%, 33 de 81), Montecarlo (42,6%, 49 de 115), Roland Garros (43,1%, 88 de 204) y Roma (46,2%, 42 de 91) los números fueron sensiblemente inferiores.

En 2008, Nadal venció al suizo en las cuatro finales que ambos disputaron (Montecarlo, Hamburgo, Roland Garros, Wimbledon). En París, donde Nadal conquistó su cuarta Copa de los Mosqueteros consecutiva, el balear destrozó a Federer en el marcador (6-1 6-3 y 6-0) y en el segundo saque, donde Federer sólo pudo llevarse cinco míseros puntos de los 24 que jugaron. Nadal, en cambio, ganó el 65% (11 de 17).

Los dos mejores en la cúspide del segundo saque

Durante esas 11 temporadas, Nadal aseguró el 55,9% de sus puntos con segundo servicio (337/603). En total y desde que se computan las estadísticas oficiales, año 1991, los dos siempre han permanecido en lo más alto de este apartado. Nadal figura el primero con un 57,4% (15.308/26.664), mientras que Federer le sigue de cerca con un 56,8% (24.303/42.760). Sin embargo, si sólo se hubieran computado sus números frente a Nadal, Federer se encontraría hundido en el puesto 177 de la lista, con un 49,7% (707/1.423).

2015-2019: el cambio de tendencia

Tras ganar únicamente diez de sus 33 encuentros frente al español, Federer cambió la tendencia de forma abrumadora, llevándose el gato al agua en seis de los siete siguientes enfrentamientos entre 2015 y 2019, incluida una racha de cinco triunfos consecutivos. En el último choque entre ambos, las semifinales de Wimbledon del pasado año, Federer venció a Nadal por 7-6 1-6 6-3 y 6-4 asegurando un 62% de los puntos ganados con segundo servicio (23/37). Nadal se quedó en un 48% (22 de 46).

Cierto es que las superficies en las que se disputaron esos siete choques, sólo uno de ellos sobre arcilla, pudieron ayudar al suizo para cambiar su histórica mala tendencia frente al español, pero lo que es indudable es la gran mejoría que experimentó el segundo servicio de Federer durante este período. Del 48,7% de 2004-2014, el helvético pasó a un 55,1% (118/224) de 2015 a 2019, ligeramente superior al logrado por Nadal, que descendió a un 54,1% (96/214).

Cuando se trata del servicio, hay que analizar cuatro aspectos importantes: profundidad, dirección, velocidad y efecto. Depende del daño que hayas hecho con estos respectivos aspectos, el primer golpe después del servicio podrá ser los suficientemente efectivo o no. Lo que queda claro es la tremenda importancia que conlleva el segundo servicio en los tiempos actuales y las tendencias en el juego de los tenistas que puede provocar una mejoría en este aspecto en concreto.

Translate »