Noticias

Djokovic, a Sharapova: ”Jugué con resaca un partido; no veía bien la bola”



Djokovic borracho directo Sharapova
Novak Djokovic y Maria Sharapova en una charla con Head. | Foto: head.com

La rusa y el serbio han compartido en Instagram una interesantísima charla en directo. Han hablado de sus diferentes puntos de vista en muchas cosas, como la mente, sus hábitos de vida, o cómo ha sido el tránsito de profesional a ex tenista de la rusa. La declaración más fuerte ha llegado cuando Novak Djokovic ha declarado a Sharapova que jugó borracho un partido de Copa Davis.

(ND=Novak Djokovic; MS=Maria Sharapova)

ND: Nunca hemos hecho un directo, hemos hecho muchos spots publicitarios pero nunca directos, y ella es una de las tenistas más exitosas de los últimos tiempos. (Entra Sharapova). ¡Aquí estás! Hola! 

MS: ¡Feliz jueves! Estoy en el lado contrario del mundo, con un bonito sol en California.

ND: Gracias Maria, gracias por esta conversación. Esta es la primera vez que hacemos algo así. Hemos hecho algunos anuncios divertidos para Head…

MS: Sí, creo que en el último que hicimos te golpeé en las bolas…

ND: Después de eso necesité bolas nuevas, o sea que todo bien después. Gran recuerdo.

MS: Tengo varias preguntas que han hecho mis seguidores en mis stories. Recuerdo que jugamos una exhibición, éramos ambos jóvenes, en La Quinta. ¿Te acuerdas? Luego jugamos un dobles mixto uno contra el otro, y fuimos a cenar a un japonés. Llevabas una cámara y nos hicimos fotos con todos los camareros.

ND: Es cierto. ¿Recuerdas con quién jugamos aquel día?

MS: No me acuerdo de nada, sólo de aquella cena y los camareros pidiendo fotos.

ND: Perdí la cámara que tenía aquella noche.

MS: ¿Qué pasa con el cuadro que tienes detrás?

ND: Uno contemporáneo. Me encanta.

MS: A mí también. Me gusta el misterio del arte.

ND: Te inspira a pensar un poco.

MS: El arte te provoca algún tipo de sentimiento de felicidad. Yo he incrementado mi colección con mis victorias, hay cuadros que me recuerdan a algunas.

ND ¿Tú pintas?

MS: Oh, no (entre risas). Tú pintarás mucho con tus niños.

ND: Sí, yo pinto mucho. Te lo preguntaba porque has compartido en Instagram tu admiración por el arte contemporáneo, y quizás aspiras a hacerlo tú misma.

MS: Me gusta explorar y necesito tener el tiempo y tomármelo para ello. (…) Siempre he estado muy interesada en la arquitectura, es el tipo de arte que más me gusta. Me gusta mucho el mundo del arte.

ND: Quería hablar también de tu transición, de tu retirada. No hemos hablado desde que te has retirado del tenis profesional, pero probablemente has tenido una de las mejores transiciones de jugadora a ex jugadora; más teniendo en cuenta todo lo que has conseguido en tu carrera, y también fuera del tenis. ¿Cómo está yendo?

MS: Está siendo diferente de lo que pensaba. A pesar de terminar algo tan importante para mí como ha sido mi carrera deportiva, estuve desde el principio motivadísima por lo que estaba por venir. Más relaciones con gente, con compañías, con inversores, con la arquitectura y el arte, que ahora puedo tener y antes no. Mi cuerpo me limitaba mucho los últimos dos años. He sufrido mucho con él, pensando que si me recuperaba, que si no… No disfrutaba tanto la victoria últimamente. Ahora disfruto más de mi familia, estoy más entretenida. Mi padre algunas veces me dice de cenar, de hacer cosas (demasiadas). Cada mañana me levanto, hago ejercicio, spinning, y luego me pregunto por qué estoy haciendo esto, pero son cosas que van conmigo. Creo en definitiva que estaba lista para esta transición, con una buena base por mí misma. Y tú, ¿cómo has estado en casa tú con tu familia? ¿Cocinas?

ND: Nosotros tenemos chef algunos días, otros cocinamos nosotros en familia. Mi mujer cocina más que yo. Yo soy más de hacer el desayuno, zumos, batidos, preparar aguacates, tomates… Hemos estado pasando mucho tiempo de calidad unos con otros. Tenemos que superar retos mentales todos con esto del coronavirus. En esta cuarentena, al principio, era más difícil, por la incertidumbre, por pensar cuándo continuaría la temporada, qué pasaría… Más eso que por pensar en no poder volver a pista ahora, que no me preocupaba tanto. Lo que sí necesitas saber es cómo es tu calendario. Más siendo padre y teniendo familia, que tienes que ser mucho más preciso con tus rutinas. Sé que algunas veces tengo que ir a prensa y no son cosas que hago cuando estoy con mi familia, pero intento cuidar al máximo mis rutinas.

MS: Te pregunto por la cocina, porque cuando crecí, mi abuela cocinaba siempre y yo empezaba a pensar en ser tenista profesional, y le pedía las recetas pensando en vivir sola (no me las daba porque decía que no había receta), y ahora cuando cocino, y luego pongo los platos en el lavavajillas me acuerdo de ella. ¿Estás manteniendo tu dieta ahora?

ND: Sí. Además, yo no tengo problemas de ganar peso, sino de perderlo. Tengo que mantener bien mi nutrición, mi ejercicio, y han sido dos meses, yo estoy en España, uno de los países con peores números de coronavirus, y hemos estado encerrados 24/7 durante dos meses. Aquí tenemos piscina, un pequeño gimnasio, y entonces hemos podido mantenernos un poco. He visto tu gimnasio en Instagram, y la verdad es que es una parte muy importante en tu vida el deporte, aunque sea estirar, hacer yoga, en casa. Hay días que no he hecho mucha actividad física porque al final tienes que parar un poco, pararte a mirar un poco todo lo que está pasando, y pensar cómo vamos a seguir adelante, cómo va a seguir el coronavirus en el mundo del tenis. Aprendes nuevas cosas, haces cosas que te atraen, hobbies, ahora que tenemos tiempo para hacerlos, es importante también.

MS: ¿Y cuáles son tus hobbies?

ND: Mis hobbies son muy relacionados con la salud (informarme). He estado leyendo, viendo cosas de gente que sabe de esto, porque está bastante relacionado con el tenis, y entonces eso me hace entender mi cuerpo mucho. Yo leo para aplicar lo que leo en mi vida y mi cuerpo. Ahora aprendo cosas de salud general, funciones metabólicas, salud mental…

MS: Es admirable ver que ganas interés en eso con los años, porque al principio de tu carrera tú sufriste con tu cuerpo por no tener tanta información de él. Luego ese esfuerzo y cambio se refleja en los resultados. Yo pienso en mis hobbies, y pienso en cosas donde tengo que aplicarme, y mostrar la humildad que te enseña el deporte, y que has de mostrar ahí. Además en el tenis, muestras la humildad desde el silencio. Es como una transformación.

ND: Gracias por tus palabras. Creo que va por dos caminos. Ver lo que tú has pasado los últimos dos años con el hombro, operaciones… Y luego vuelves a jugar. Es difícil querer competir y saber que tu cuerpo no te permite hacerlo. En mi caso, yo siempre he intentado ser consciente del acercamiento del alma a la vida. Cómo salimos al partido, puede condicionar el resultado. Yo he empezado a pensar más claro, estar más concentrado, al acercar mi alma al tenis. ¿Qué piensas de esto?

MS: Tú has tomado un gran riesgo, que es enfrentarte a la norma. Eres de los pocos que han cambiado su dieta, y has mejorado así tu cuerpo, la capacidad de jugar al máximo 7 partidos en dos semanas de Grand Slam. Esto nos hace darnos cuenta de lo importante que puede ser la disciplina. Yo vuelvo a casa y tengo ganas de tomarme una barra de chocolate ahora, pero no podía cuando era tenista. […] ¿Cómo celebras tus grandes victorias? ¿Alcohol, comilonas?

ND: No bebo alcohol desde hace muchos años, y una de las preguntas era si jugarías borracho (o con resaca) algún partido. Las damas primero.

MS: Nunca he jugado con resaca un partido. Hubo un partido que tuve que parar por tres veces, por algo que comí. Estaba jugando contra Carla Suárez Navarro y sentía como si estuviera borracha, aunque no había bebido.

ND: Yo tampoco he experimentado eso en pista.

MS: Ellos querían una respuesta jugosa.

ND: He tenido noches locas durante los fin de semanas de Copa Davis. Y he estado borracho viendo partidos de otros, aunque con la certeza de que no jugaba después. Aunque ahora que lo dices, sí jugué con resaca un partido de dobles en Copa Davis en Suecia, íbamos 2-0 arriba, contra Soderling y otro. Acababa de ganar mi primer Wimbledon, justo fui después para jugar Copa Davis a Suecia, y dije que no quería ser parte de ningún partido oficial, pero acabé jugando el dobles, y digamos que no veía la pelota muy bien, dejémoslo ahí. Tengo justificación porque era dobles…

MS: Eso es genial. ¿Nunca más?

ND: No, no soy bueno con alcohol. Ocasionalmente, una copa de vino tinto (no vino blanco). Ahora que me preguntabas por mi mejor celebración, algunos pasteles, tartas, que normalmente no tomo porque son productos lácteos, pero me debilitan los postres de mi madre, con los ingredientes originales, que incluyen azúcar y lácteos, pero no pregunto, me lo tomo y ya está. […] Siempre me impresionaba el nivel que tú dabas en pista en cuanto a intensidad, desde los 15 años. Yo conozco a la otra Maria que mucha gente no ve fuera de pista, ¿y cómo hiciste para mantener ese nivel de intensidad toda tu carrera?

MS: Cuando vine a Estados Unidos yo era fría, muy delgada, no sabía inglés, pero era buena, tenía potencial. Sabía que cuando iba a pista no necesitaba hacer amigas. Necesitaba concentrarme. Ese sentimiento apareció en mí más naturalmente que en otros niños, y tuve esa ventaja con otra gente. Yo tenía buen saque cuando era pequeña, sabía usar bien mis armas, y llevé conmigo desde entonces hasta profesional el saber que podían aparecer escenarios incontrolables, y todos mis entrenadores sabían cuándo había perdido, pero ellos saben que la Maria que cierra la puerta del coche para ir a un partido es muy diferente a la de los entrenamientos. Nadie habla ahí, visualizo el partido, mi plan de juego, la presión, los nervios, y al final es tu personalidad. Y yo seguí con ello. Nunca pretendí ser alguien que no fuera yo realmente. Fue así desde el primer día. Supongo que fui consistente, pero lo que necesitas para esa consistencia, es que a pesar de los malos momentos de mente, necesitas saber qué traer para recuperarte mentalmente.

ND: Recuperarte mentalmente es algo que creo que he trabajado un montón. Ser capaz de recuperarme rápidamente después de estar mal conmigo, decepcionado, furioso, con miedo, y luego volver al equilibrio de confiar en mí en pista, y como sabes, eso es importante para ser exitoso en todo lo que hagas. En la primera parte de mi carrera iba solo para ganar, conseguir logros, entrenar duro, pero ahora en los últimos 4-5 años, me he dado cuenta al ser padre que hay cosas de mí mismo que nunca supe que estaban ahí. El tenis ahora representa un campo de batalla, y también una especie de escuela. Tú sabes de lo que hablo. A todos los niños que veáis esto, no miréis los vídeos de cuando rompo raquetas. Yo he tenido muchos momentos de salirme de los partidos, y todavía los tengo, todavía grito, todavía rompo raquetas, aunque menos que antes. Antes mi comportamiento era peor, y ahora comprendo y sé que puedo llegar a comportarme de esta manera porque estás en un estado de muchísima intensidad. Experimentar estas emociones saca lo peor de mí, pero gracias a trabajar la mente puedo recuperarme después de esto. No me enorgullece hacer esas cosas, pero me recupero de ellas mejor que antes. 

MS: Todo eso suena muy bien. Creo que nunca mostré mis debilidades. Es gracioso, porque con todo lo expuestos que estamos, nunca mostré mis debilidades. Son características que, bueno, no somos perfectos, pero así somos, pero yo no estaba a gusto con mostrar eso. Sabía que cualquier cosa podía pasar en cualquier momento. Mentalmente yo sabía que era más dura que mi oponente, crecí con ese sentimiento porque era como mi arma. Había momentos en que ponía mi atención en mi equipo y mi gente e intentabas sacar las respuestas de ellos. Siento que los cambios mentales en mi juego me hicieron más paciente cuando no jugaba mi mejor tenis. 

ND: Es interesante, tu viaje cuando fuiste a un territorio desconocido como EEUU a vivir… Yo también vine de Serbia, un país con muchas dificultades en los 90, y a veces vienes de algo que no es nada, y luego te da esa humildad, y te centra mucho más. Agradeces el tener la oportunidad de competir y muchas más cosas. Recuerdas de dónde vienes y agradeces todo más.

MS: Yo me tomaba con normalidad mis victorias, pero otros estaban súper emocionados de ganar. ¿Cómo lo ves?

ND: Sabes que a veces juegas muy estresado, no te acompaña el marcador, y acabas ganando y gritas, y celebras, porque después de pasar muchas dificultades en un partido, te satisface ganar. Son las condiciones. Puede hacer calor, la grada, muchas distracciones que te pueden desconcentrar, pero luego sientes que algunas veces también es el oponente, que es muy bueno. Hay muchas cosas que te desconcentran.

MS: Podríamos hablar de eso también…

ND: Veo que buscas respuestas jugosas.

MS: Uno preguntó qué superpoder te gustaría tener, Novak.

ND: Teletransportarme, porque me cansa mucho viajar, y poder volar. Ver el mundo con vista de pájaro.

MS: A mí me gustaría ser invisible, pero no para espiar a nadie, sino para que no me vieran. Creo que porque ya te conoce todo el mundo, y cualquier cosa que hacías… Cogías el transporte oficial de un torneo y ya todo el mundo miraba atrás del coche a ver quién era.

ND: Si pudieras elegir un lugar en el mundo para poder ir libre sin nadie mirándote, ¿cuál sería?

MS: Estoy muy cómoda aquí en California. A veces si hay noticias tuyas también buscan a ver dónde estás y eso. Creo que los últimos diez años yo he aceptado a la gente que viene a ti y que quiere conocerte, que te ha visto muchas veces en la tele, y venía a saludarte y desearte suerte, y a mí eso no me importa. Rusia es más complicada, Nueva York igual, pero ya no me importa eso. Me he dado cuenta de lo bonito que es inspirar a la gente.

ND: Eso es muy bonito. Para mí personalmente, hay veces que sobrepasa los límites, que piensas que es inapropiado, que ya has tenido suficiente, pero otras veces disfrutas la interacción, lo de inspirar a la gente, cuando te dicen niños que les gusta ver tus partidos, tus imitaciones de Maria Sharapova… (Risas)

MS: Tendrías que repetirla un día de estos, he cambiado mi técnica desde la última vez que me imitaste.

ND: […] ¿Cuál es el documental más inspirador que has visto?

MS: El de Kobe Bryant. […]

ND: Tuve oportunidad de conocerlo. Era una persona muy especial. Un documental muy profundo absolutamente. Vi otro de HBO llamado ”Once Brothers”, sobre dos jugadores de baloncesto de Serbia y Croacia (Petrovic y Divac). Petrovic murió en un accidente de tráfico, jugaba en la NBA, ganó plata en las Olimpiadas, y eran inseparables, eran compañeros de piso, y… Me inspiró mucho.

MS: Tengo que verlo. No me hagas spoiler.

ND: Última pregunta y cortamos. Tenemos una pregunta en ruso (lee en ruso y ríen ambos). ¿Maria, eres tan flexible como Novak?

MS: No. Absolutamente no. Hice gimnasia unos años como parte de mi entrenamiento para el tenis, no era muy alta entonces, pero luego empecé a crecer y era más complicado y dejé de hacer gimnasia.

ND: Te dio un buen equilibrio. 

MS: Sí. Como el boxeo. ¿Boxeas?

ND: Sí, con mi mujer.

MS: Entre estirar, la dieta, boxeo… No te queda mucho tiempo.

ND: No, para nada. Muchas gracias Maria por el directo.

MS: Gracias, esto ha sido muy divertido. He sentido que he vuelto a ser tenista por una hora.

ND: A ver si podemos entrenar en California algún día.

MS: De acuerdo, sería un placer. Gracias a todos por conectaros. Adiós.

ND: Adiós.

Sobre el autor

Hugo Durán

Devoto del tenis y todos los deportes de raqueta. Juego al pádel en mis ratos libres. Vi a Safin ganar Australia con 15 horas de vida.

Facebook

Translate