Opinión

La gran semana de Diego Schwartzman, en la que ganó su segundo título ATP

Diego Schwartzman levanta el título de campeón en el Rio Open
Diego Schwartzman levanta el título de campeón en el Rio Open | Foto: www.atpworldtour_es

 

La gran semana de Diego Schwartzman se cerró con un brillante triunfo ante Fernando Verdasco por (6-2, 6-3), obteniendo así el título de Río Open, su segundo trofeo ATP. Además aparecerá en el nuevo ranking ATP en el 18° puesto, será top-20 por primera vez en su carrera.

El camino de Diegui a la final

Diegui se había ido de Buenos Aires en deuda con sus seguidores por su mediocre presentación en el Abierto de la Argentina. Nervioso, inseguro, fue eliminado sin pena ni gloria en los cuartos de final. Pero llegó a Río de Janeiro dispuesto a pagar esa deuda y lo hizo con creces. Nos regaló su primer título en un ATP 500. Esta semana se lo vio mucho más tranquilo, más seguro en sus devoluciones, mucho más preciso. Así con sólidas presentaciones fue eliminando rivales con llamativa facilidad y contundencia. En su presentación enfrentó a un disminuido Casper Ruud, quien se retiró cuando apenas se habían jugado cinco puntos. Ya en segunda ronda eliminó a Fede Delbonis, semifinalista en Buenos Aires con llamativa facilidad por (6-2, 6-3).

En los cuartos de final se enfrentó a Gael Monfils, de gran campaña en esta temporada y que venía de eliminar en los octavos de final al número uno del torneo, Marin Cilic. El Pequeño Gigante de Villa Crespo tuvo otra estupenda actuación, con golpes precisos y punzantes lo puso a correr al tenista francés, alcanzando un nuevo y contundente triunfo, esta vez por (6-3, 6-4).

En semifinales se enfrentó con Nicolás Jarry. El chileno estaba cumpliendo su mejor actuación en la categoría llegando por primera vez a esta instancia. Jarry venía de eliminar en la segunda ronda a uno de los favoritos del torneo, Albert Ramos Viñolas y en cuartos de final al campeón de este torneo en 2016, Pablo Cuevas. Tanto Jarry como Diegui llegaron a la semifinal sin ceder un solo set. Además este cruce tenía un condimento extra, servía como aperitivo al enfrentamiento que dentro de 40 días protagonizarán argentinos y chilenos por la Copa Davis.

Diego Schwartzman muerde el trofeo del Rio Open
Diego Schwartzman muerde el trofeo del Rio Open | Foto: @atpworldtour_es

Por todo lo que había en juego, ambos tenistas entraron a jugar muy nerviosos. Los primeros puntos fueron productos de los errores, más que de los aciertos de ambos tenistas. El argentino logró soltarse primero y se llevó la primera manga de forma angustiosa. Este triunfo parcial le permitió jugar más tranquilo, mientras aumentaron aún más los nervios del chileno. Diegui terminó imponiéndose con amplitud la segunda manga, ganó por (7-5, 6-2) y se instaló en la final.

Su rival, Fernando Verdasco

Por su parte, Fernando Verdasco llegó a la final viniendo de menor a mayor. En las dos primeras rondas tuvo que correr mucho para dejar en el camino a dos argentinos, Leo Mayer y Nicolás Kicker. En cuartos de final llegaba a su encuentro el máximo favorito del torneo, Dominic Thiem. El austríaco venía de ganar el título en Buenos Aires, jugando un tenis de altísimo vuelo. Verdasco lo recibió bien parado en el fondo, respondiendo con mucha violencia y justeza. Además, apoyado en un gran servicio, se anotó con un sorpresivo triunfo, un resonante (6-4, 6-0). Luego del partido el zurdo madrileño declaró que había jugado su mejor partido en mucho tiempo y que se sentía en gran forma.

En las semifinales confirmó sus declaraciones con otra estupenda actuación al superar a otro de los candidatos al título, Fabio Fognini. El italiano arrancó desconectado y perdió la primera manga muy rápidamente, pero fue recomponiendo su juego y se vio una segunda manga de gran nivel. El duelo favoreció al español por (6-1, 7-5), instalándose en una nueva final.

Schwartzman y Verdasco con los trofeos del Rio Open 2018
Schwartzman y Verdasco con los trofeos del Rio Open 2018 | Foto: @atpworldtour_es

Una final inesperada

Un torneo que contaba con los pergaminos de Cilic, o Ramos y el buen momento de Thiem o Fognini, tenía dos inesperados finalistas. Por un lado Schwartzman, con una semana brillante, por el otro Verdasco, un experimentado jugador que había dejado en el camino a dos de los favoritos. Eso sí, que la final fuese protagonizada por un argentino y un español no sería para nada una sorpresa.Se vio una final muy intensa, con juego rápido, con Schwartzman corriendo todo, devolviendo con precisión y contra-atacando de forma mortal. Ese juego sólido del argentino fue derrumbando a Verdasco, quien terminó cediendo en dos mangas por (6-2, 6-3) en menos de 85 minutos de juego.

Así Diego Schwartzman alcanzó su primer título en un ATP-500, sin ceder un solo set. Alcanzó por primera vez el top-20, afirmándose en  el puesto 18 del escalafón mundial. Sin dudas una semana para recordar por mucho tiempo, un muy merecido premio a un gran jugador, a un ejemplo de trabajo y sacrificio.

Sobre el autor

Tie Break

Apasionado del tenis en general, del tenis argentino, mi país natal. en particular. Me gusta seguir a los tenistas argentinos por los torneos juveniles (ITF-Junior), y los Future. Todo el Tenis que haya por TV e Internet no pasará desapercibido.

Translate »