WTA

Barty se corona campeona del WTA 500 Yarra Valley Classic



barty muguruza melbourne 2021
Ashleigh Barty golpea una derecha en el Yarra Valley Classic. | Foto: wtatennis.com

Ashleigh Barty venció a Garbiñe Muguruza por 7-6(3) y 6-4 para coronarse campeona del WTA 500 Yarra Valley Classic 2021 de Melbourne en una hora y 44 minutos de juego, avivando la esperanza de los locales de cara al comienzo del Abierto de Australia. 

La cabeza de serie del torneo inició su semana derrotando a Ana Bogdan (6-3; 6-3). Recorrido que tomaría continuidad tras conseguir su pase a cuartos de final frente a Marie Bouzkova (6-0; 4-6; 6-3). Allí debió batallar con la estadounidense Shelby Rogers (7-5; 2-6; 10-4) para acceder a la siguiente ronda. Finalmente, tras la baja de Serena Williams, Barty aterrizó directamente en la final.
El camino de Muguruza en Yarra Valley hasta aquí resultó aplastante, tal como muestran sus marcadores a lo largo de los partidos jugados en estos días. Arrancó venciendo a Alison Van Uytvanck (6-2; 6-0) y continuaría en octavos imponiéndose versus Anastasia Pavlyuchenkova (6-1; 6-2). En la ronda siguiente, conseguiría el boleto a semis frente a Sofia Kenin (6-2; 6-2). Por último, su pase a la final lo cerró versus Marketa Vondrousova (6-1; 6-0), ratificando el nivel con el que inició su semana y cediendo tan sólo 10 games en el trayecto.
Antes del encuentro que definiría a la campeona del WTA 500 Yarra Valley Classic, Ashleigh lideraba la serie 2-1 frente Garbiñe.

Cruce de campeonas

Aunque el comienzo de la cita en la Margaret Court Arena fue parejo durante sus primeros pasos, la sexta preclasificada del evento fue quien inclinó la balanza hacia su lado tras conseguir el quiebre temprano y ponerse 2-1 a los 11 minutos del arranque. Sin embargo, la Nro. 1 del ranking WTA no hizo esperar demasiado su recuperación hasta alcanzar la igualdad y posteriormente pasar adelante por 4-3 a los 32 minutos de juego. En el siguiente game, Garbiñe mantendría su saque y a partir de allí iniciaría una serie de quiebres de un lado y del otro de la cancha hasta llegar al tie-break.
En la instancia que definiría quién se quedaría con el primer parcial, Barty fue superior gracias a su consistencia a la hora de defender frente a una rival que durante esta semana ha sabido dañar dentro de la cancha con su ejecuciones y, por sobre todas las cosas, cometiendo escasos errores al momento de definir los puntos decisivos. Solamente allí se encontraría con la ventaja que la llevó a adueñarse del set inicial por 7-6(3) en una hora de partido.

Ashleigh Barty toma el control

En un arranque de parcial que parecía soñado para la cabeza de serie del torneo, liderando 2-0 en el marcador, la situación se le complicaría a medida que corría el tiempo dentro de la cancha. La tenista hispano-venezolana no estaba dispuesta a rendirse, demostrando que el espíritu de lucha que plasmó en cada uno de sus partidos en esta semana, seguía intacto. A los 30 minutos, Garbiñe ya había conseguido balancear la situación a 3 iguales. Pero debido a una serie de errores de su parte y otras varias grandes ejecuciones de la australiana, la ex Nro. 1 del mundo volvió a perder su servicio para quedar 4-5. Finalmente, Barty mantuvo su servicio y se adueño del partido por 7-6(3) y 6-4 en una hora y 44 minutos para coronarse campeona del WTA 500 Yarra Valley Classic 2021 de Melbourne ante Muguruza, avivando la ilusión de los locales de cara al Australian Open.

Facebook

Translate