Noticias

Almagro: “Me fui satisfecho, en el momento en el que quería”

almagro declaraciones atp retirada
Almagro durante un partido en el US Open 2017 | Foto: zimbio.com

Justo un año después de su retirada, el murciano concedió una entrevista a la web oficial de la ATP donde explica cómo le ha cambiado la vida en estos últimos doce meses. No ha perdido el contacto con el tenis y afirma que no se reprocha nada de lo ocurrido durante su carrera profesional. 

El pasado 8 de abril se cumplió un año de la retirada de Nicolás Almagro. Tras llegar a ser el número nueve del mundo y lograr 13 títulos ATP y 395 victorias en 675 partidos como profesional, el murciano disputó el último encuentro de su carrera deportiva en el Challenger de su ciudad natal. Tras convertirse en uno de los mejores tenistas españoles de la última década y todo un especialista en tierra batida, Almagro afronta ahora una nueva etapa, rodeado de su familia pero en la que tampoco ha perdido el contacto con el tenis compaginando labores de entrenamiento de nuevas promesas con las de asesor en torneos ATP como el de Acapulco. Desde su casa, el murciano concedió una entrevista a la ATP en la que detalla su nueva vida tras cumplirse un año de su despedida del circuito.

Situación actual por la cuarentena

De momento, muy bien. Aprovechando el tiempo con mis dos hijos pequeños, aprendiendo cosas y, sobre todo, respetando al máximo el confinamiento para poder salir cuanto antes a la calle”.

Un año de su retirada

Ahora llevo una vida más tranquila, con mi mujer y mis hijos. Pero, en la medida de lo posible, también intento ayudar en torneos como Acapulco, donde me llamaron para ver si podía incorporarme al equipo de trabajo. Hablé con Raúl Zurutuza, el director del torneo, y estuve comentando partidos, ayudando con el tema de los sponsors, fue divertido. También me encuentro aportando mi granito de arena para ayudar a una serie de jugadores en su salto al profesionalismo”.

Ayuda a los más jóvenes

En este momento, estoy ayudando a tres chavales americanos de entre 15 y 18 años con la intención de dar un paso adelante. Se pusieron en contacto conmigo para trabajar juntos y me agradó la idea. Decidí empezar con ellos, pero debido a la situación actual nos hemos visto obligados a detener el proyecto”.

La adrenalina de la competición

Probablemente sea eso lo que más extrañe, ese momento en el que pasas de cien a cero. Por contra, tampoco pienso en ello demasiado porque ahora tengo una nueva adrenalina, la de aprender a educar a mis hijos pequeños, algo que me tiene bastante ocupado”.

Cambios en las rutinas

Echo de menos viajar, cada semana íbamos de un lugar a otro y eso se acaba extrañando. Sin embargo, antes no disponía de la posibilidad de pasar más tiempo en casa con mis hijos y ahora sí. Estoy viendo cómo crecen, apoyando todo lo que puedo en casa… Es otro tipo de vida, pero espero aprovecharla tanto o más que mi carrera deportiva“.

Anécdotas preferidas de la competición

Las que he vivido junto a mis amigos. Las tres veces que llegué a los cuartos de final de Roland Garros, todas ellas contra Rafa (Nadal), la final de la Davis frente a Praga… Son cosas que he tenido la oportunidad de vivir junto a ellos, que siempre me dicen que de no haberlas vivido conmigo, probablemente no las hubieran visto nunca”.

¿Sus hijos seguirán sus pasos?

Son aún muy pequeños. Cuando crezcan, seguramente preguntarán y podré enseñarles con mi mujer todo lo que ha logrado su padre a lo largo de su carrera. Me gustaría que, ante todo, fuesen felices. Yo siempre estaré a su lado, apoyando al 100% en todo lo que pueda, y si deciden ser tenistas, pues mejor que mejor. Trataré de ayudarles pero no estaré encima de ellos todo el tiempo. Tendrán su propio entrenador y educador. Delegaré en ellos siempre y cuando esté de acuerdo en cómo se hacen las cosas. Se trata de ser paciente y si, finalmente, deciden decantarse por el tenis, que lo hagan. Yo les apoyaré sean lo que quieran ser“. 

Sin reproches a lo logrado

Me fui muy satisfecho, escogí el momento en el que quise irme. Ya no me encontraba en condiciones para seguir jugando, por eso decidí dar un paso a un lado. Considero que he tenido una carrera muy exitosa. Sé que quizá podría haberlo hecho mejor, pero también peor. Era mi manera de vivir la vida, de disfrutar y creo que, en general, logré muchas cosas que ni me había planteado conseguir“. 

Translate »