Noticias

Alex de Miñaur y su lucha mental: “¿Qué hago aquí? ¿Por qué estoy viajando?”



Cuadro ATP 250 Adelaida
Alex de Miñaur celebra el triunfo en el ATP de Auckland | Foto: @atptour_es

Behind the Racquet (Detrás de la Raqueta) el blog creado por Noah Rubin entrevistó a Alex de Miñaur, la gran promesa del tenis aussi. El pupilo de Hewitt confiesa con el tenista estadounidense lo complicado que es el tenis en el aspecto psicológico.

Alex de Miñaur decidió compartir un poco sobre sus emociones tras regresar de una lesión y cómo esa situación lo llevó a trabajar para luchar día con día contra un enemigo constante: él mismo.

El difícil camino de regreso

El tenista australiano relata que al regresar de una lesión el año pasado, esperaba regresar al mismo nivel con el que había estado jugando. Sin embargo, el no poder ganar un partido durante un tiempo comenzó a pesarle mentalmente y a generarle dudas. “Comienzas a preguntarte ‘¿Qué hago aquí? ¿Por qué estoy viajando?’ Sientes que no hay nada positivo. Estás viajando, estás lejos de casa y todo los ves del lado negativo. Cuesta trabajo regresar a una mentalidad positiva y después vas a otro torneo y pierdes en primera ronda, entonces ahora cuesta más trabajo”.

De Miñaur cuenta que tras perder en Queens en 2019 no salió de su cuarto por un día entero, y básicamente se sumergió en la depresión comprando dulces, chocolates y refrescos. “No hablé con nadie hasta el mediodía del siguiente día”.

El estrés de las nuevas expectativas

“Me di cuenta de que cualquier cosa que pasa, dentro o fuera de la cancha, te afecta al momento de jugar. Me di cuenta de que tenía que manejar primero mis problemas fuera de la cancha para después poderme concentrar en el tenis”. De Miñaur comenta que son muchas las cosas que uno tiene que hacer para preparar un partido, incluso cuando estás con una buena mentalidad. Destaca que el venir de un buen año le estaba afectando más de lo que hubiera imaginado.

“Mi psicólogo me dijo que lo que yo veía como algo increíble, se estaba convirtiendo en un nuevo estrés. Me dijo que teníamos que trabajar más, porque si no, lo que viene sería más complicado de lo que pudiera esperar”.

La importancia del trabajo mental

Finalmente, el tenista de apenas 21 años relata cuanto de importante ha sido su psicólogo, pues, aunque en un principio cuenta que hablaba con él una vez al mes, ahora dice hacerlo casi todos los días.

“Él trata de llevarme a un nivel de calma y gozo, que es cuando logro jugar mi mejor tenis. Lo mejor que me ha pasado es ver a mi psicólogo. Me gusta volver a la felicidad después de haberme perdido por un rato”.  

Facebook

Translate