Entrevistas

Agustín Calleri, presidente de la AAT: “Cuando llegamos no había una federación provincial con un papel en regla”

Agustin Calleri Presidente de la AAT | Foto: clarin.com

En la previa de la final del ATP de Córdoba el presidente de la Asociación Argentina de Tenis, Agustín Calleri, se sumó a una ronda de preguntas compartida con Andrés Ghisolfo de Mundo Tenis y Andrés Alarcia de El Observador.

Agustín, el equipo argentino de Copa Federación consiguió el acceso a jugar el repechaje en abril. ¿Cómo presidente de la AAT qué te genera este éxito del tenis femenino?

Muy feliz la verdad, venimos siguiendo a las chicas, vengo hablando con Mercedes Paz (capitana del equipo) toda la semana porque nosotros estamos apostando mucho por el tenis femenino. Sabemos que hay que trabajar bastante para tener de nuevo a la Argentina en los primeros planos mundiales, que no es de un día para el otro, son generaciones pero había que empezar en algún momento.

Es la primera vez que una dirigencia organiza un plan de desarrollo del tenis femenino, antes no teníamos nada y empezamos a trabajar. Yo creo que de a poco los resultados se van dando, por supuesto que falta mucho pero ellas también con estos resultados nos ayudan porque son espejo para las chicas que están empezando a jugar al tenis. Desde que Nadia (Podoroska) ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos les vengo diciendo “ustedes son espejos para las más chicas”, ellas lo entienden así y cada vez que las convocamos para alguna actividad vinculada al desarrollo del tenis ellas siempre están asi que más que agradecidos por ellas y el equipo de trabajo.

¿Qué representó la medalla dorada de Nadia Podoroska en Lima para ustedes?

Para nosotros fue muy importante, yo se lo transmití. Nadia quizás no confiaba en ese momento en poder ganar la medalla y nosotros le dijimos “tenés que confiar en vos, jugás bien” pero decirlo es fácil y hacerlo es difícil, yo que fui jugador lo sé muy bien. Nadia tiene todo para ser una gran jugadora pero son pasos que tiene que ir dando, sumando experiencia y viviendo momentos que son los que te ayudan a crecer como tenista y como persona. El equipo que se ha formado es muy unido y a partir de ahora las eliminatorias van a ser más duras porque tenés muy buenas jugadoras en todos los países, Osaka, Svitolina, Halep por ejemplo.

Nadia inició muy bien el año, Paula (Ormaechea) retornó de una lesión habiendo sido jugadora top60 en su momento y la forma en la que se logró la clasificación en Chile. ¿Crees que a Argentina también es una rival que nadie quiere enfrentar?

Yo creo que a la Argentina se la respeta siempre, tenemos jugadoras como Guillermina Naya, Victoria Bosio, Lourdes Carlé que también complementan el equipo, son jóvenes y pueden dar un salto en el ranking, este deporte es así.
Hasta el año pasado Lóndero no había ganado un partido ATP y salió campeón acá, hay que estar preparado para aprovechar las oportunidades. Al tenis femenino nacional le falta mucho trabajo de base que se dejó de lado durante muchos años y nosotros desde que llegamos nos pusimos como meta equiparar las condiciones tanto para hombres como para las mujeres, generar torneos, generar jugadoras y eso estamos haciendo.

 El hecho de que las jugadoras también comenten que se sintieron cómodas en Chile con la delegación que viajó con ellas, que la Asociación armó un buen grupo de trabajo también es muy bueno.

Es que nosotros también fuimos jugadores antes de ser dirigentes. El otro día Paula (Ormaechea) me decía “estamos muy agradecidas por la cantidad de gente que vino con el cuerpo técnico” y yo le decía “es lo normal, esto es la selección femenina de tenis, corresponde que tengan una delegación igual al equipo de Copa Davis”. Me dijeron que antes viajaban sin médicos ni masajistas, se pagaban ellas sus pasajes para representar a nuestro país. Nosotros fuimos jugadores, conocemos sus necesidades y vamos a tratar igual a ambos equipos. Ellas se sienten cómodas y saben que están hablando con pares, que somos dirigentes pero antes hemos sido tenistas.

En cuanto a la comunicación noté una mejoría en el trabajo que realiza la AAT, ¿Qué aspectos crees que mejoraron durante este tiempo de gestión y qué aspectos considerás que hay que seguir trabajando?

Como vos decís la comunicación había que mejorar, por supuesto que hemos tenidos aciertos y errores en este tiempo. Nos dejaron una asociación muy mal, AR$20.000.000 de deuda, embargos, juicios laborales. Realmente un caos. Creímos que teníamos una tarea más sencilla, que esos problemas se iban a solucionar más rápido y estuvimos ocupados mucho tiempo con esas cuestiones pero hoy estamos más tranquilos. Sabemos que hay cosas para mejorar, hay que atraer más chicos a las escuelitas de tenis, la relación con los presidentes de las federaciones es muy buena, entendieron cuál es nuestra forma de trabajar.

Cuando nosotros llegamos no había una federación provincial que tuviera un papel en regla, entonces dijimos que para trabajar con nosotros tienen que estar todos los papeles en regla porque es lo lógico y lo que demanda la ley. Todo el mundo en Argentina está acostumbrado a ir siempre por la banquina pero nosotros no. Es más fácil hacer las cosas bien que hacerlas mal entonces pudimos hacerles entender eso a las federaciones para de esa forma poder recibir subsidios ya sean municipales, provincial o nacional.

Para ellos gestionar teniendo los papeles en regla es más fácil, nos fuimos entendiendo y hoy el trabajo con las federaciones es bueno. Hay que trabajar a largo plazo y con un equipo conformado por Mariano Zabaleta, Franco Squilari, Guillermo Coria, Gastón Gaudio, Martín Vasallo, Florencia Labat, Florencia Molinero y por supuesto Gabriela Sabatini que está trabajando en las comisiones de equipos nacionales, estamos trabajando por ello.

Venimos de organizar un Interclubes de Primera muy bueno, con mucho nivel, Tenemos que apostar a que más gente vuelva a jugar al tenis.

La organización del Interclubes fue muy buena, en un estadio tan emblemático como el Court Guillermo Vilas, con la posibilidad de atraer grandes jugadores. Como ex jugador que sos, Que se puedan hacer estas cosas hoy, además tener dos ATP 250, ¿Qué tan ventajoso hubiera sido esto para ustedes hace veinte años?

Nosotros cuando yo arranqué teníamos la Copa Ericsson, varios Challenger que se jugaban en Sudamérica. Yo pude ganar tres y pegué un salto en el ranking.
Hoy es más difícil empezar con pocos torneos de base pero con dos ATP, un Challenger en Buenos Aires, el año que viene la AAT quiere organizar un Challenger acá en alguna ciudad de la provincia de Córdoba se pueden hacer cosas.

Es cuestión de gestionar, moverse y golpear las puertas. El “no” siempre está y a mí me enseñaron que siempre hay que golpear la puerta.

Translate »