Crónicas

Medvedev reina en París tras una gran remontada



Zverev Medvedev París Bercy
Medvedev durante la final en París-Bercy | Foto: @rolexpmasters

El ruso sumó otro nuevo título de Masters 1000 al superar en la final de París a Zverev (5-7, 6-4, 6-1). Medvedev empezó mal pero acabó siendo muy superior. Cuatro trofeo de esta categoría para el de Moscú que ya tiene un amplio palmarés a pesar de su corta edad.

Final por todo lo alto en París-Bercy 2020 a pesar de la ausencia de Nadal. Alexander Zverev y Daniil Medvedev habían sido los dos mejores durante la semana e iban a luchar por un nuevo título en un Masters 1000. En el cara a cara los números favorecían muy claramente al alemán pero esta vez el ruso estaba dispuesto a cambiar las tornas. Ambos se habían dejado únicamente un set en todo el torneo, dando muestras de que habían sido muy superiores a todos sus rivales en sus respectivos encuentros.

Zverev toma la iniciativa

El partido comenzó como se esperaba, con los servicios dominando. Medvedev restaba al fondo, casi chocando con la publicidad intentando tener un mayor margen de reacción ante los poderosos servicios del alemán. No había peloteos muy largos. Zverev intentaba llevar la iniciativa y Medvedev jugaba desde atrás con paciencia esperando sorprender pero sin muchos riesgos. La batuta del partido la llevaba `Sascha´ pero su rival no estaba incómodo. Ni una opción de break en los siete primeros juegos. Después del cambio de lado con el 4-3 a favor del pupilo de Ferrer llegaban los juegos clave y la presión podía empezar a pasar factura.

Ninguno aflojaba y los juegos seguían sucediéndose sin mucha historia ni emoción. Todo parecía encaminarse al tie break. Como mínimo Zverev después de ganar el undécimo juego se aseguró la muerte súbita. Ahora le tocaba a Medvedev ganar el juego más difícil hasta el momento para no tirar todo el esfuerzo por la borda. Mal se pusieron las cosas después de un mal juego del ruso, tomando malas decisiones en tres puntos consecutivos que le ponían con un 0-40. Daniil tenía que intentar salvar tres bolas de break. Zverev desaprovechó las dos primeras, pero a la tercera logró el premio tras una derecha larga de su rival.

Medvedev consigue un gran nivel

Por si fuera poco con esa rotura en el momento más oportuno, el alemán era el que volvía a tener el servicio en primer lugar en el segundo set. La dinámica del partido cambió. Ahora Medvedev estaba más agresivo y tirando más profundo. Zverev no se precipitaba y sabía aguantar después de tener un rival muy sólido al otro lado. Hasta un intercambio de 38 intercambio llegamos a ver en el tercer juego. En ese mismo juego llegaron las primeras bolas de break para un Medvedev que se estaba mostrando muy superior en el inicio de la segunda manga. Un total de cuatro oportunidades desaprovechadas por el ruso al resto en un juego del que al final salió airoso Zverev.

Medvedev era el que tenía mejores sensaciones pero necesitaba tomar la iniciativa en el marcador. En cambio era su rival el que dominaba por 3-2 en el cambio de lado. Otra vez se llegaban a los momentos decisivos con el alemán mandando. Daniil no podía permitirse ni un solo de relajación con su saque para seguir con esperanza en el partido. Sacó adelante el servicio con autoridad y puso el 4-4. Justo después se encontró con un 30-40. Zverev falló el primer servicio y el ruso por fin pudo romper el servicio. Medvedev tenía el servicio para ganar el segundo set y llevar el duelo al parcial definitivo. Con total solvencia ganó el juego y ponía las tablas en el partido.

 

Medvedev era el favorito según habían acabado ambos en cuanto a sensaciones. Primer juego y rotura en blanco del ruso que estaba a un gran nivel, mientras que Zverev empezaba a depende de su primer servicio. Eterno fue el segundo juego en el que `Sascha´ dispuso de cuatro opciones de break, pero al final el juego fue para Medvedev que confirmaba la rotura. Un segundo break podía dejar casi sentenciada la final y las oportunidades llegaba con el 15-40. Tras un gran resto llegó la segunda rotura y Medvedev tenía todo de cara para ser el nuevo campeón en París Bercy.

Desde el 4-0 ambos se dedicaron a ganar sus servicios, pero daba la sensación de que no había capacidad de reacción por parte del alemán. Al resto con el 15-40 llegaron las dos primeras bolas de partido. A la segunda con una doble falta Medvedev se convirtió en el nuevo campeón de París.

 

 

Sobre el autor

Daniel Escudero

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »