Crónicas Grand Slam

Zverev avanza a paso firme en Australia



Zverev segunda ronda Australian Open 2020
Alexander Zverev celebrando una victoria | Foto: @australianopen

Alexander Zverev desplegó su mejor tenis ante Egor Gerasimov (7-6(5), 6-4, 7-5) para avanzar a la tercera ronda del Australian Open 2020. Espera por Fernando Verdasco o Nikoloz Basilashvili.

Muchas eran las dudas sobre el nivel de Alexander Zverev en este Australian Open 2020, debido a su decepcionante actuación en la ATP Cup. Incluso él mismo declaró que nunca había llegado tan mal preparado a un Grand Slam. Sin embargo, cocecha su segundo triunfo consecutivo en sets corridos, algo a lo que no está acostumbrado a lograr en los torneos grandes.

Un primer set ajustado

El primer set fue bastante igualado. Zverev tomó una postura ofensiva, mientras que Gerasimov fue un poco más defensivo y buscó sin éxito los errores del alemán. Esta pasividad en el bielorruso se vio en su segundo turno de servicio, donde Zverev fue más ofensivo y atacó a su rival en todas las oportunidades que tuvo, generando cuatro oportunidades de quiebre. Sin embargo, Zverev no pudo concretar ninguna y Gerasimov logró mantener su servicio.

A partir de este juego, Gerasimov intentó cambiar su táctica, jugando un poco más ofensivo. Al comienzo no tuvo éxito, ya que en su siguiente turno de servicio, volvió a ofrecer dos posibilidades de quiebre al alemán. Afortunadamente para él, logró escapar de esta situación gracias a su buen servicio.

El resto del set fue cómodo para ambos jugadores, logrando hacer valer sus saques. Esto desembocaría en un emocionante tie break, en el que el alemán lograría una amplia ventaja de dos mini-breaks, poniendo el parcial 5-1 a su favor. A pesar de esto, Gerasimov logró recuperar esa ventaja para igualar el pleito 5-5, pero luego, con el partido 5-6, perdería su primer punto, otorgando el primer set a Zverev.

El segundo set

Gerasimov volvió a tener problemas al comienzo del segundo parcial, ya que le costó mucho mantener su primer juego, en donde hubo 7 deuces, con dos posiblidades de ruptura para el alemán. Sin embargo, Gerasimov escapó de esta situación y se mantuvo en partido, y hasta logró una posibilidad de quiebre en el siguiente juego del alemán, que no logró concretar.

Los próximos seis juegos serían bastante rápidos, com ambos jugadores manteniendo sus servicios con comodidad (cada uno logró ganar sólo un punto al resto). Todo pintaba para tie break, pero cuando Gerasimov sacaba para el 5-5, Zverev logró encontrar el punto débil en el saque del bielorruso, poniendolo contra las cuerdas y rompiéndole el saque para llevarse el segundo parcial 6-4.

Zverev sentenció el partido con algo de suspenso

En el tercer set, Gerasimov estaba con pocas esperanzas de volver al partido, y más aún cuando Zverev se puso en ventaja tras romperle el segundo saque y ponerse en ventaja en el marcador por 3-1.

“Sascha” estaba muy cómodo en el partido, generando problemas a su rival a la hora de restar, y parecía tener el partido controlado debido a la facilidad con la que ganaba sus turnos de saque (no había perdido ni un solo punto). Sin embargo, cuando sacaba para partido, flaqueó mucho con el servicio, Gerasimov lo aprovechó y le rompió el saque en blanco, generando la posibilidad de confirmar el quiebre con su saque e igualar el partido 5-5.

A pesar de recuperar la ventaja, el bielorruso continuaba con problemas en su servicio y Zverev continuaba presionando exitosamente, logrando incluso un punto de partido que no lograría concretar. Gerasimov escapó de esta situación y finalmente igualó el partido en 5 juegos por lado. Sascha no tendría problemas con su servicio para ponerse 6-5 por delante y asegurar el tie break; pero la inconsistencia en el saque del bielorruso seguía estando y el alemán lo notaba. Esto lo llevo a presionar y atacar el servicio de su rival, algo que lograría exitosamente, ya que le rompería el saque para quedarse con el tercer set por 7-5 y así ganar el partido por la vía rápida.

Las claves del partido

Hay que destacar el servicio de Alexander Zverev. Ganó un 86% de puntos con su primer saque y no hizo ninguna doble falta, algo que es frecuente ver en el alemán debido a los grandes problemas que ha tenido con el saque últimamente, sobre todo en la ATP Cup, donde pareció tocar fondo en el partido ante Stefanos Tsitsipas, cometiendo 10 dobles faltas y logrando un 45% de efectividad con su primer servicio, números realmente bajos para un jugador top 10. Debido a esto, todo el mundo miraba de reojo cómo sería el estado de forma de Zverev en un Grand Slam luego de mostrar una imágen muy pobre en la ATP Cup.

Además, la mentalidad que mostró el alemán fue muy positiva. Se lo vio calmado a pesar de cometer errores, sin culparse demasiado cuando esto pasaba. Esto es algo muy importante, ya que la mentalidad es clave en un tenista, y es algo que se le criticaba mucho a Zverev en el último tiempo. Sin embargo, habría que ver cómo es que Zverev reacciona cuando el marcador sea desfavorable para él.

 

Translate