Crónicas Nitto ATP Finals

Tsitsipas se corona nuevo Maestro de las Nitto ATP Finals

Tsitsipas Thiem Nitto ATP Finals 2019
Tsitsipas celebra un punto en la final de las Nitto ATP Finas 2019 | Foto: @atptour

Stefanos Tsitsipas es el nuevo campeón de las Nitto ATP Finals al vencer a Dominic Thiem (6-7 (6), 6-2, 6-4 (4)). El griego consigue de esta manera poner la guinda a un año perfecto. Tercer título del año, sexto jugador más joven en ganador las ATP Finals y séptimo en ganar como debutante.

Final sorprendente la que esperaba en Londres. Ningún miembro del `Big Three´ pero dos jugadores que habían brillado con luz propia durante toda la semana. Thiem y Tsitsipas estaban ante su momento para poner la guinda a un 2019 fabuloso. El griego comenzó al servicio muy tranquilo, jugando con primeros servicios y ganando puntos rápidos. Tampoco sufrió el austriaco en los primeros servicios. Pocos intercambios y mucho ritmo de bola.

Tsitsipas con el marcador a favor es todavía más peligroso y ya en el segundo turno de servicio de Thiem comenzó a jugar más dentro de la pista para empezar a dominar. Así llegó la primera opción de quiebre pero no acertó. Luego, en el séptimo juego también tuvo que levantar dos bolas de break en contra al servicio, pero como con Federer en estos momento de presión sacó su mejor nivel. El pupilo de Massú estaba siendo dominado por el heleno al resto que seguía acumulando oportunidades de llevarse la primera manga.

El noveno game fue testigo de otras dos bolas de quiebre para Tsitsipas pero tampoco podía aprovechar ninguna. Thiem en la segunda tentativa jugó un gran punto y cerró con una fantástica volea a media pista. En la recta final del primer set los servicios volvían a imponerse y todo se encaminaba al tie break. Dos veces amenazó Stefanos el último turno de servicio de Dominic, primero con 0-30 y luego con el 40-40, pero al final el juego cayó para el austriaco.

La muerte súbita comenzó Thiem enchufado que se iba 3-0 en el marcador. Tsitsipas seguía de cerca a Dominic y todo se igualó para darle más emoción al 5-5. El austriaco realizó un ace y llegó la primera bola de set. Stefanos salvó la situación con un punto de mucha calidad. Luego llegó el mini break de Thiem y cerró con un saquetón.

Rápida reacción de Tsitsipas

Un primer set igualado y con mucha emoción que confirmó al gran nivel que están a ambos jugadores. El griego salió con ganas de revancha y pronto encontró doble recompensa ante un Thiem que estaba más errático. En pocos minutos un 4-0 hacían presagiar que el ganador se iba a decidir en el tercer parcial. Ambos mantuvieron sus servicios y un 6-2 en menos de media hora hacían soñar a Tsitsipas con la remontada.

Stefanos comenzó mucho mejor dando muestras de que estaba un pasito por delante que su rival en este momento del partido. En el primer juego tuvo dos opciones de romper a su rival, pero Thiem salvó la situación y pudo ponerse por delante en el marcador. El de 21 años no tenía ningún problema para sacar su servicio adelante, todo lo contrario que el austriaco.

Thiem toca la gloria

Al segundo saque de Thiem llegaron otras dos opciones y esta vez sí llegó el break que le ponía a sólo cuatro juegos de ganar el título. El austriaco continuaba luchando y también llegó un 15-40 que ponía más emoción en el encuentro. Nuevo golpe para el heleno que vio como se le escapaba esa ventaja que tenía en el casillero. El partido tomaba otro rumbo y el austriaco tomaba ventaja y la presión pasaba para su rival.

Llegaba el momento decisivo. Thiem mantenía su servicio y estaba 5-4 para cerrar el partido. Con mucha calma Stefanos sacó adelante este momento tan complicado su juego en blanco. Los turnos de servicio se seguían respetando y 6-5 para Dominic en el marcador. Nueva prueba de fuego superada por el heleno y el título se iba a decidir en el tie break.

Tsitsipas golpeó primera esta vez y se puso 4-1 en el marcador tras dos errores con el revés de Thiem. El austriaco no perdió la esperanza y de forma sorprendente volvió a igualar el partido a 4. Pero poco tardó en llegar el nuevo golpe con otro mini break 5-4 a su favor y dos saques para ganar el trofeo. Esta no iba a fallar y entraba en los libros de la historia del Torneo de Maestros.

 

Translate »