Crónicas

Tsitsipas logra una trabajada victoria ante Struff y se mete en semis de Dubai



tsitsipas struff crónica atp 500 dubai 2020 cuartos de final
Tsitsipas celebra un punto en Dubai | Foto: @ATPTour_ES

El griego, actual subcampeón, ya se encuentra en las semifinales del ATP 500 de Dubai. Aunque le costó lo suyo, teniendo que remontar un set (4-6 6-4 y 6-4) ante el siempre peligroso Jan-Lennard Struff, 34 del mundo, en dos horas y 22 minutos de juego. El británico Daniel Evans será su rival por un puesto en la gran final. 

Stefanos Tsitsipas y Jan Lenard Struff iban a jugarse un puesto en la semifinales del ATP 500 de Dubai. El griego llegaba como favorito por la racha de triunfos que llevaba, aunque el alemán había dejado grandes sensaciones en sus dos primeros partidos y había superado a Roberto Bautista. Struff comenzó sufriendo al servicio aunque poco a poco ir sacando los juegos adelante a pesar de esta en iguales en algunas ocasiones le iban dando confianza.

Struff se adelanta en el marcador

Tsitsipas comenzó mandando con su saque pero el ir por debajo le iba presionando. El griego tuvo los primeros problemas en el sexto juego y es que su rival disponía de una bola de break. Tsitsipas pudo salir airoso de la situación. Struff con el servicio no ganaba los juegos con mucha claridad intercalando golpes ganadores con errores pero no concedió ni una oportunidad de quiebre a su contrincante. En el décimo juego Struff salió más agresivo con el objetivo de poner en aprietos a Stefanos e intentar poder llevarse la primera manga con el primer break del encuentro. Un 0-40 le daban tres oportunidades de quebrar. A las dos primeras no encontró el premio pero justo a la tercera cuando Tsitsipas amenazaba con salvar la última situación consiguió el break que le daba el set.

Tsitsipas tira de oficio para igualar la contienda

La sorpresa estaba saltando en el segundo duelo de los cuartos de final en Dubai. El heleno pudo reaccionar nada más comenzar la segunda manga. Un break en el primer turno de resto le hacían animarse y tomar por primera vez las riendas del partido. Un duro golpe para el alemán pero que aún tenía tiempo para recuperarse. Tsitsipas no acaba de encontrarse cómodo con el servicio. Los problemas llegaban sobre todo con el segundo servicio y es que su rival restaba muy dentro de la pista para tomar la iniciativa desde el inicio. Más problemas llegaron en el cuarto juego cuando Struff volvía a tener una bola de rotura para igualar el marcador pero no estuvo acertado.

Tsitsipas seguía por delante en el set aunque era Struff el que dominaba con la potencia en sus golpes. Sin embargo, el griego sabía que el break logrado en el primer juego podía valer su peso en oro y amarró el resto de sus saques con todas sus fuerzas. Finalmente y tras un último juego de vértigo, Tsitsipas cumplió con su objetivo de llevar el partido a la tercera manga devolviendo el 6-4 del primer set a su rival. Aunque volvió a jugar con fuego, teniendo que afrontar un 15-40 muy peligroso que pudo salvar gracias a un buen servicio y una derecha a la línea.

Tsitsipas se lleva la batalla decisiva

Con un set iguales, el último y definitivo deparó una batalla más mental que tenística pero en la que los dos jugadores se emplearon sin cuartel. Struff era el que estaba más al límite. Ya en el primer juego de este set tuvo que salvar cuatro break points. Daba la sensación de que si por algún lado se rompía el partido, sería por el del alemán, cada vez más presionado ante la insistencia de Tsitsipas. Este se guardó lo mejor para el final, logrando el quiebre decisivo en el noveno juego y tras ir 40-0 abajo. Una serie de defensas numantinas le permitió ir, punto a punto, recortando distancia en el juego hasta colocarse con bola de break, la cual aprovechó tras un error con la derecha de un Struff que descargó toda su rabia con su raqueta, la cual destrozó contra el suelo un par de veces.

El último juego (6-4) fue una demostración de carácter del griego, que no dio opción a su rival para terminar sacando una victoria muy trabajada pero a la vez, muy valiosa, que le da el billete hacia las semifinales del torneo en el que el año pasado ya disputó la final. Buscando repetir dicha actuación, el británico Daniel Evans será su último obstáculo. Evans, actual número uno de su país y 37 del mundo, derrotó al ruso Andrey Rublev por 6-2 y 7-6(9) en su partido de cuartos de final.

Translate »