Crónicas

Thiem sufre más de la cuenta para avanzar en el Río Open

Thiem Meligeni ATP Río de Janeiro
Thiem celebrando una victoria | Foto: @ATPTour

El austríaco derrotó a Felipe Meligeni Rodrigues Alves (6-2, 4-6, 6-1) en poco más de dos horas de juego, en un partido algo más trabajado de lo previsto. El primer preclasificado accedió a la segunda ronda donde enfrentará al español Jaume Munar.

Thiem debutaba el martes en el Río Open ante el joven brasileño invitado por la organización Meligeni Alves. A priori un partido muy desigual entre el segundo mejor tenista en esta superficie, solo por detrás de Rafael Nadal y el número 341º del ranking ATP. En cambio estar en casa ante su público y jugar ante un rival de esta entidad hace motivarse a cualquiera y sin nada que perder podía intentar dar un susto al gran favorito a ganar el trofeo.

El austriaco comenzó a buen nivel para dejar claro que no iba a salir relajado en su debut en Brasil. Thiem era el primero en servir y por eso llevó la iniciativa desde el inicio. El brasileño aguantó bien los primeros juegos, quizás los más difíciles en estos partidos ya que los nervios suelen jugar malas pasadas. Hasta el 2-2 el partido estuvo igualado. Luego fue cuando el pupilo de Massú subió una marcha más y con dos breaks consecutivos ponía el 6-2 en el marcador para sumar la primera manga por la vía rápida en tan solo

Meligeni sueña con el batacazo

Meligeni no iba a bajar los brazos. Thiem comenzó otra vez sacando y ganando sus primeros servicios. En el cuarto juego llegaron las dos primeras bolas de break para Dominic que podía dar casi el paso final a la victoria. Meligeni salvó la situación y esto le dio alas para los juegos posteriores. En el séptimo juego Thiem afrontó la primera bola de rotura en contra. Tras un fallo por una derecha larga el brasileño se ponía 4-3 para delirio del público. Thiem no quería sustos y en el siguiente juego tras un 30-40 disputó un gran peloteo que acabó con un smash. Nadie contaba con que tras un drive en carrera de auténtica locura Meligeni iba a lograr uno de los puntos del torneo para poner el deuce. Al final sacó el juego adelante y estaba a tan solo un paso de llevar el partido al set definitivo.

Thiem cumplió y ganó su servicio. El joven local sacaba para dar un susto a Thiem y ganar ante el subcampeón de Roland Garros un set ante su afición. Muy tranquilo jugó el game decisivo sabiendo que hacer en cada momento. Ante todo pronóstico cumplió y ganó el set celebrado por todo el público como si se tratara casi del partido.

Una paliza inesperada

El austríaco consiguió rápidamente quebrar el servicio del brasileño, y se colocó 3-0 en tan sólo unos minutos. Meligeni comenzó a perder movilidad que le hizo el desarrollo más fácil de lo previsto a Thiem. El número cuatro del mundo, consiguió un segundo break que prácticamente sentenciaba el resultado.

Con Thiem sirviendo para ganar, el brasileño logró salvar dos puntos de partido, que hicieron ilusionar al público de tener un rato más de tenis. Sin embargo, el austríaco mostró su diferencia de categoría y cerró el partido con un contundente 6-1.

La oportunidad de progresar en esta semana es un muy buen objetivo que se marcó el primer preclasificado del torneo, ya que en caso de repetir el título que consiguió en 2017, superaría a Roger Federer en puntos y accedería al tercer lugar del ranking, que también sería su mejor posición histórica.

Translate »