Noticias WTA

Sorribes es baja para el Open Australia

Sorribes baja Open Australia
Sorribes se pierde el primer Grand Slam del 2023. | Foto: WTA

Sara Sorribes confirma su baja para el Open de Australia 2023, al no poder recuperarse a tiempo de su lesión en el escafoides del pie derecho. La española se mantiene inactiva desde finales del mes de octubre, a causa de esa misma dolencia.

El tenis español tendrá una resonante ausencia entre sus representantes femeninas para el próximo Open de Australia 2023, ante la baja de Sara Sorribes Tormo. La jugadora castellonense había decidido cortar en octubre su temporada pasada, para tratarse una lesión en el escafoides de su pie derecho, pensando en llegar en condiciones a las primeras citas de este año, sobre todo al Grand Slam de Melbourne. Sin embargo, a poco menos de dos semanas de dar inicio al torneo, ha confirmado su deserción al no estar completamente recuperada.

Sara defendía una segunda ronda en el WTA Melbourne, y luego el mismo resultado en el Open de Australia, por lo que seguirá bajando posiciones en el ranking. El objetivo ahora estará puesto en llegar en condiciones al mes de febrero, donde sí tendrá mayor presión al necesitar igualar sus cuartos de final alcanzados en Guadalajara y Monterrey.

La última temporada de Sorribes

El 2022 comenzó con mucha ilusión para la española, saliendo como cabeza de serie en el Open de Australia. Pero algunos pasajes irregulares en los primeros meses del año, la hicieron bajar del borde del Top 30 hasta salir del Top 50. Unos cuartos de final en el WTA 1000 de Madrid sorprendían, y más con victorias ante Pavlyuchenkova, Osaka y Kasatkina. Cuando ese resultado la ponía como posible sorpresa para Roland Garros, Sara tuvo que bajarse del Grand Slam parisino por una fisura en las costillas.

Si bien no fueron muchas semanas de baja, a Sorribes le costó retomar el nivel, y terminó bajando algunos lugares más en el ranking. Unas semifinales en Palermo fue lo último positivo de la castellonense. Los meses finales de la temporada la dejaron apenas con alguna victoria esporádica, sufriendo de dolores en el pie, por lo que decidió cortar su actividad tras el US Open y Tokio.