Noticias

Shapovalov: “Mi único objetivo es seguir creciendo como jugador y como persona”

shapovalov entrevista atp propósitos objetivos
Shapovalov durante un partido en 2020 | Foto: atptour.com

En una entrevista a la web oficial de la ATP, el canadiense afirmó que desea servir de inspiración para la mayoría de niños de su país y que su principal objetivo es seguir mejorando a nivel profesional y personal. Además, el actual número 16 del mundo también repasó los grandes sacrificios que tanto él como su familia se vieron obligados a hacer para poder cumplir su sueño de ser tenista profesional.

A poco más de un mes de cumplir los 21 años, Denis Shapovalov se encuentra actualmente en el puesto número 16 del ránking ATP, a sólo tres de igualar el mejor que ha alcanzado hasta la fecha de su carrera. En declaraciones a la página oficial de la ATP, el tenista canadiense realizó un repaso de sus objetivos y ambiciones más prioritarios, entre los que destaca el de seguir mejorando cada día y poder servir de inspiración a todos aquellos niños de su país que sueñan también con llegar a ser algún día tenistas profesionales. También dejó patente los enormes sacrificios que ha tenido que realizar para llegar a donde se encuentra hoy en día.

Servir de inspiración a los jóvenes en Canadá

Quiero usar mi juego para inspirar a más niños que quieren seguir su propio camino. Que crean que sólo es posible hacerlo si realmente crees y trabajas duro en ello. Espero poder inspirar a toda esa generación de jóvenes canadienses que quieran empezar en esto y ayudarles a que crean que pueden llegar a convertirse en tenistas mientras estén en el país”.

La herencia familiar

Shapovalov heredó su pasión por el tenis gracias a su madre, Tessa, y a su hermano mayor, Evgeniy. La primera compitió bajo la bandera del equipo nacional ruso, además de jugar profesionalmente durante la década de los 90. Más tarde, se convirtió en entrenadora en el Richmond Hill Country Club de Toronto. Allí fue donde comenzó a entrenar su hermano mayor, Evgeniy. De niño, Shapovalov solía acompañarlo y poco a poco, él también fue contagiándose de la pasión por este deporte hasta que, finalmente, comenzó a entrenar él también.

Cuando él entrenaba con mi madre, yo intentaba distraerlo e intercambiábamos algunas bolas. Al principio estaba bien porque fallaba, pero poco después mi madre que dijo que ya era hora de que también comenzase a entrenar y jugar si quería”.

Los sacrificios que valen su peso en oro

El flechazo de Denis por el tenis tuvo un efecto inmediato. Tanto es así, que su familia se encargó de que no le faltase de nada para comenzar a labrarse su sueño de llegar a ser tenista profesional. Su madre dejó su trabajo en el Richmond Hill para abrir su propia academia de tenis. Todo ello terminó valiendo la pena.

A los 14 años, Shapovalov se llevó su primer título ITF Júnior y sólo tres años después, inscribió su nombre como ganador del torneo de Wimbledon júnior. Ese mismo año lograría su primera victoria ATP tras derrotar a Nick Kyrgios en el Masters 1000 de Toronto. Pero todo esto no podría haber sido posible sin los continuos sacrificios que tanto él como su familia realizaron, tanto a nivel económico como personal.

De niño, no tuve una infancia normal como la de otros jóvenes de mi edad. Recuerdo despertarme a las 5:00 o 6:00 de la mañana para practicar antes de ir a la escuela. Después, volvía a entrenar a eso de las 10:00 u 11:00 de la noche. Siempre trataba de mejorar y poner todo lo que tenía en la cancha. Mis padres y mi equipo hicieron un gran esfuerzo, máxime cuando no teníamos ningún apoyo externo. Todo el dinero salió de mi familia y eso hizo que alguna vez nos cuestionásemos si esto realmente valdría la pena. Pero lo importante es que yo creía en mí mismo y mi familia también”.

Pues sí, todo ello sí que valió la pena para el bueno de Denis que, después de haber sufrido algún que otro período de inestabilidad en el circuito, ha visto como sus constantes esfuerzos por mejorar están dando sus frutos. El pasado verano contrató al extenista ruso Mikhail Youzhny como nuevo entrenador y los resultados fueron esclarecedores. Youznhy ayudó al canadiense a convertirse en un jugador más completo, con la inclusión del revés cortado dentro de su repertorio.

Objetivo de seguir creciendo

Cada vez que me despierto, mi único propósito es mejorar, da igual qué. Estoy tratando de crecer como jugador y como persona. Quiero disfrutar al máximo de mi carrera, sin importar el dinero o qué es lo que pasará si pierdo un partido. Simplemente divertirme y mostrar al mundo de lo que soy capaz”.

Así se expresa este joven de todavía 21 años, que ya a finales del año pasado demostró con creces su enorme potencial, conquistando su primer título ATP (Estocolmo) y llegando a su primera final de un Masters 1000 (París-Bercy). Este año, por otra parte, ya ha logrado dos victorias frente a tenistas top10 en la primera edición de la ATP Cup ante el alemán Alexander Zverev y el griego Stefanos Tsitsipas.

Translate »