Crónicas

Etcheverry trastabilló en la gramilla británica de Eastbourne

Shang Etcheverry ATP Eastbourne
Etcheverry defendiendo un punto | Foto: Paul Zimmer - ITF

Tomás Etcheverry sigue sin poder amoldarse en las pistas de hierba, en este caso perdió en el debut del Rothesay International contra el chino Juncheng Shang en tres sets. El tenista argentino no ha sumado ningún triunfo sobre césped y llegará con poco rodaje al tercer Major del año. 

Cuadro ATP Eastbourne 2024

Etcheverry resbala en su debut en Eastbourne

El argentino Tomás Etcheverry (31°) tuvo un comienzo desfavorable en la gira sobre césped, perdiendo en la primera ronda de Queen’s. A falta de una semana del inicio de Wimbledon, el tenista platense anotó su nombre en el ATP 250 de Eastbourne con el fin de calibrar su tenis. En el debut, Tomás puso a prueba sus cualidades contra el chino Juncheng Shang (104°), proveniente de la clasificación. Etcheverry se encontraba ante una buena oportunidad para consolidar su juego en la hierba británica. El argentino está atravesando un año positivo en cuanto a resultados y desea seguir sumando en las canchas de gramilla.

Shang fracturó el servicio del argentino

El argentino se mostró muy seguro en los primeros juegos, colocando sus ejecuciones y cubriendo bien los espacios. Del mismo modo, el asiático se desenvolvió en el fondo, logrando una correcta circulación de la pelota. Ambos jugadores presentaron confianza a la hora de poner en juego el servicio, impidiendo que el oponente fabrique chances de quiebre. Etcheverry estaba exhibiendo un tenis preciso, cometía pocos errores, pero su rival era bastante ágil. Tanto el argentino como el chino jugaron un tenis meticuloso protegiendo los turnos de servicio y alargaron el primer parcial. En el undécimo game, Shang desplegó sus mejores tiros, exigió a su rival para concretar un quiebre. Acto seguido, el asiático desencadenó un buen saque firmando la primera manga por 7-5.

Etcheverry aceleró los tiros y quebró

Luego de un primer set cerrado, Etcheverry estaba obligado a tomar las riendas del encuentro, la diferencia era mínima. El argentino necesitaba acelerar los golpes para doblegar a su oponente, la distribución del juego no era suficiente contra el chino. Del otro lado de la red, Shang sostuvo un tenis equilibrado y sin mayor esfuerzo mantenía los dígitos igualados. Sin embargo, Tomás resistió ante los ataques del asiático, apretó con la derecha y consiguió su primer break. Con un gramo extra de confianza, el argentino agarró la lanza para cerrar el segundo parcial a su favor tras un confortable 6-3.

El chino prevaleció con su tenis en el desempate final

Etcheverry siguió jalando de la soga, puso a Shang contra las cuerdas, pero el asiático salió ileso de la situación. El set de la verdad podía ser conquistado por cualquiera de estos dos tenistas, ambos estaban en condiciones de quedarse con la victoria. La mano izquierda del chino seguía fluyendo con mucha soltura, aunque el argentino disponía de sus propias variantes. A medida que transcurrían los puntos, las soluciones se disminuían, las claves del partido estaban selladas. El intercambio desde el fondo era constante, tomar la iniciativa no parecía ser una tarea sencilla. Etcheverry no hallaba la respuesta para contrarrestar el tenis del asiático y solo le quedaba imponerse en el tiebreak. Finalmente, en el desempate, Shang perfeccionó sus tiros para adueñarse del triunfo. 

Sobre el autor

Bautista Arguello

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Ads