WTA

Serena Williams y un nuevo tren que se le escapó en 2020



Serena Williams resultados 2020
Serena en el US Open 2020 | Foto: usopen.org

El 2020 era una de las últimas oportunidades de la estadounidense de poder igualar a Margaret Court en títulos de Grand Slam. Y otro año en blanco en los Grand Slams, hacen aumentar las preguntas sobre si podrá empatar o superar a la mujer más laureada de todos los tiempos.

Título en Auckland, decepción en el Australian Open

Serena Williams tenía la mira puesta en este 2020. Año en el que intentaría igualar o superar a Margaret Court, con ese ansiado título de Grand Slam que tanto persigue. Pero otra vez, se quedó en el camino. El curso arrancó de buena manera, con un título en Auckland, torneo que visitaba por segunda vez, tras caer en 2017 de forma sorprendente ante Madison Brengle. Derrotó a jugadoras como Siegemund, McHale (esta con remontada), Giorgi, además de a la joven Amanda Anisimova, antes de vencer en la final a Jessica Pegula.

En ese mismo torneo, alcanzaría la final de dobles, con su gran amiga Caroline Wozniacki, siendo derrotadas en la final por las también estadounidenses Asía Muhammad y Taylor Townsend, dos grandes doblistas. Llegaba el primer Grand Slam de la temporada, en Melbourne. La estadounidense estaba ante otra oportunidad para sumar un nuevo título a sus vitrinas. Pero, tras derrotar a Potapova y a Zidansek, caería de forma sorprendente ante la china Qiang Wang, la cual supo jugar su tenis sólido, y esperar los nervios de la americana, la cual desembocaron en numerosos errores, que la llevaron a una sorprendente derrota.

Vuelta a la Fed Cup

Por primera vez en mucho tiempo, Serena volvía a la Fed Cup, en la serie contra Letonia. Ahí vencería en dos tie-breaks a una siempre peligrosa Jelena Ostapenko, pero caería en tres mangas ante la experimentada Anastasija Sevastova, la cual jugó a un grandísimo nivel.

Con dudas hasta el US Open

Posteriormente, tras el parón por coronavirus, la americana volvió a las pistas en Lexington. Tras dos partidos sufridos ante Bernarda Pera y su hermana Venus, cayó en cuartos de final contra una siempre complicada Shelby Rogers, la cual se mostró muy acertada con su servicio, y supo manejar muy bien el partido para lograr una grandísima victoria.

Tras esta “decepción”, llegaba el torneo de Cincinnati, y es que Serena quería coger ritmo de cara al asalto del US Open. En primera ronda, sufrió de lo lindo para vencer a la holandesa Arantxa Rus, y en segunda ronda caería derrotada ante la siempre aguerrida María Sakkari, en un partido donde llegó a sacar para vencer en dos sets, pero acabó perdiendo, lo que hizo incrementar las dudas sobre su nivel de juego de cara al Grand Slam neoyorquino.

El esperado US Open

Tras dos partidos sin complicaciones ante Ahn y Gasparyan, en tercera ronda esperaba Sloane Stephens. En un gran partido de ambas, finalmente la calidad y el físico se impusieron en tres sets. Más de lo mismo en octavos, ante Maria Sakkari de nuevo. Y esta vez sí hubo revancha, de nuevo en tres sets, y salvando otra situación extrema. En cuartos, esperaba la búlgara Tsvetana Pironkova, un partido a priori sencillo, pero que terminó siendo muy disputado, con una Pironkova que buscaba desgastar a la americana, la cual sobrevivía gracias a su saque y a su tenis directo.

En semifinales, esperaba Victoria Azarenka, que puso fin a su andadura en el torneo. Tras un gran primer set de la estadounidense, la bielorrusa comenzó a subir el nivel, y terminó derrotándola en un buen partido, demostrando que Serena no está al nivel de antes en la parcela física, para luchar con las mejores a una intensidad elevada, y que sobrevive gracias a su tenis directo y su buen servicio.

La lesión de Roland Garros

Quedaba el último asalto en París, pero apenas duró un partido, ya que tras vencer a Ahn de forma clara, una lesión la impidió saltar a pista en segunda ronda ante Pironkova, poniendo fin a su temporada.

No ha sido la mejor temporada de la estadounidense, a la cual le quedan menos oportunidades para sumar otro Grand Slam, y los años no pasan en balde para una Serena que ya no es la de antes del embarazo, sobre todo a nivel físico. Veremos sí en 2021 consigue el tan ansiado título, pero cada vez van quedando menos oportunidades. El tiempo dirá si volveremos a ver a Serena levantar un nuevo título a base de derechazos y buenos saques, o si por el contrario sus mejores días han pasado. 

 

Translate