Noticias

Segunda final consecutiva para Albert Ramos-Vinolas

Albert Ramos lleva nueve victorias consecutivas. Foto: Generali Open

Continúa el buen hacer de Albert Ramos-Vinolas en la gira europea sobre polvo de ladrillo. La altura le está viniendo a la perfección ya que después de ganar en Gstaad, consiguió acceder a la final del Generali Open del ATP 250 de Kitzbuhel.

Eliminó al joven de 20 años, Casper Ruud con un 7-5, 6-4 en hora y 43 minutos de juego sobre la pista central. No era un día sencillo, el día estaba nublado, cayeron algunas gotas y por tanto la cancha estaba muy pesada. El inicio del catalán fue algo incierto pese a que comenzara con un set para que acto seguido llegara el contrabreak. Muchos segundos en escena, varios errores con su derecha y la seguridad de Casper desde el fondo de pista.

Por ambos lados el noruego estaba dando bárbaro a la pelota mostrando un nivel muy alto. Gracias a la rotura lograda, el ir por delante abría el cielo para un Ruud muy sólido que se llevaba el aplauso de los espectadores austriacos. Aun así, en los momentos importantes con 5-4 en el electrónico, los instantes más duros para el joven jugador llegaron después de que Ramos pudiera salvar un momento trascendente en un juego vital para sus intereses.

Con la igualdad en el marcador, el catalán metiendo más primeros pero con el noruego continuando muy enganchado a la partida, tuvo que afrontar dos puntos de quiebre. Los consiguió salvar y a medida que el resultado venía mejor para sus intereses, su juego en pista era más sonoro, con mayor contundencia y evitando los errores no forzados. Fue por tanto al resto cuando cerró el primer parcial a la primera opción que tuvo.

Con un golpe sobre la silla de descanso se despidió Casper del parcial que no tuvo muchos problemas para volver a retomar el próximo asalto. Fue completamente distinto al anterior ya que los servicios estaban funcionando. Un alto porcentaje de primeros y la bola de break apenas se olía. Por tanto, ambos aumentando sus ganadores se notaban con confianza para acechar en cualquier momento al resto. 

En el 3-3, el de Mataró acechó situándose con 15-40 pero fue increíble la facilidad que tuvo el noruego para salvar la situación con dos ganadores. Después, también levantó otra alzando el puño y confirmando su lucha en esta semifinal. Aun así, Ramos que en ningún momento rompió su plan mental, realizó un juego en blanco para que al resto llegará el break. Ese instante le llevó a servir por el partido para que en el primer match point, lograse el pase a su segunda final consecutiva donde esperará a Dominic Thiem o Lorenzo Sonego.

Translate »