Noticias

Ruud supera ajustadamente a Murray en el ATP San Diego

Ruud Murray ATP San Diego
El noruego llega a cuartos en San Diego. | Foto: ATP

El noruego superó al británico Andy Murray en sets corridos (7-5, 6-4) en un duelo cambiante por la segunda ronda del ATP 250 de San Diego. Ruud se cruzará ahora con el italiano Lorenzo Sonego, buscando un lugar en las semifinales del torneo.

Duelo más que interesante en la previa, con dos jugadores que han llegado a San Diego con serias intenciones de luchar por llevarse el título. Casper Ruud hacía su presentación en el torneo, partiendo como segundo cabeza de serie, tras una buena semana previa en la Laver Cup, donde pudo medirse ante jugadores de peso. En este caso, el noruego salía como favorito, aunque su rival intentaría apelar a la experiencia para superarlo.

Justamente, del otro lado de la red aparecía Andy Murray. El británico llegaba a este partido luego de un debut cómodo frente al local Denis Kudla, que pudo resolver cediendo apenas cinco juegos. El ex No.1 del mundo venía mostrando claras mejorías en su nivel físico y tenístico, aunque todavía no había podido jugar bien frente a rivales de buen ranking.

Ruud prevalece en los momentos definitorios

El partido comenzó con un nivel alto, con un rápido quiebre favorable al escocés, que parecía dominar los hilos del juego. Sin embargo, esa ventaja duraría poco tiempo, ya que Ruud recuperó esa rotura en el sexto igualado, poniendo las cosas 3-3. Murray sufría bastante cuando no podía jugar con su primer servicio, a diferencia de su performance anterior. El noruego mantenía gran movilidad, superando en velocidad a su rival. Cuando todo parecía concluir con un desempate, el propio Casper encontró un segundo break para llevarse el set por 7-5.

El panorama empezaría a ponerse cada vez más complicado para Murray tras un quiebre inicial en favor del escandinavo, que ya tomaba una rápida ventaja de 3-0. El británico expresaba su frustración, sobre todo por cómo se le escapó el rumbo del partido. Casper tomó el dominio absoluto del juego y del marcador, pero inesperadamente, el de Dunblane encontró ese ansiado quiebre de recuperación en el 2-4. El partido entró en un terreno extraño, con otros dos quiebres de manera consecutiva. Finalmente, Ruud selló la victoria tras un nuevo break y con un 6-4 definitorio.

Translate