Crónicas

Una sana costumbre: Ruud alcanza una nueva final en Ginebra

Ruud Cobolli ATP Ginebra
Ruud festejando un punto | Foto: DIEGO SOUTO / MMO

Casper Ruud llega a su tercera final en el ATP de Ginebra tras derrotar en semifinales al italiano Flavio Cobolli en tres sets. El noruego buscará sumar un trofeo más a su vitrina frente al checo Tomás Machac. 

Resultados ATP Ginebra 2024

Ruud pisa fuerte en Suiza

El tenista nórdico, Casper Ruud (7°), aterrizaba en Suiza para disputar la final del ATP 250 de Ginebra, del otro lado de la red estaba el italiano Flavio Cobolli (56°). El noruego estaba en busca del segundo título de la temporada en lo que era su quinta final, fue campeón en Barcelona sin ceder sets. Casper se ha reencontrado con su mejor versión en polvo de ladrillo, ese nivel que lo depositó en las dos finales de Roland Garros y que le dio su primer título ATP 500. Por su parte, Cobolli no ganaba tres partidos seguidos desde la Qualy del Abierto de Australia, alcanzó la tercera ronda en el Máster de Madrid. Los papeles lo ponían al noruego como el favorito, pero el italiano estaba dispuesto a enredar el duelo.

Cobolli colocó una marcha más

El italiano comenzó con mayor consistencia en sus tiros, empujando con las piernas desde la línea final. Cobolli apretó el acelerador, encontró profundidad con su derecha y firmó el primer break en el segundo juego. Casper se mostró algo pasivo, le faltaba intensidad, parecía estar incómodo ante la propuesta de su rival. La confianza de Cobolli andaba por las nubes, el tenista italiano lo demostraba en cada impacto que daba. El noruego no hallaba su lugar en el terreno, sus ejecuciones quedaban a mitad de camino, el italiano sacó provecho de la situación para sellar un nuevo quiebre. Con los números totalmente dispersos, Flavio puso en juego su servicio y se quedó con el primer parcial con un sorpresivo 6-1.

El noruego pisó el acelerador

Ruud cerró el game principal, sin cometer errores, pegando con más soltura para elevar la confianza en su tenis. Cobolli no mostró falencias en su turno de servicio, siguiendo el hilo del primer set. El escandinavo dio vuelta la página, predispuesto a defender cada pelota, concretó su primer quiebre con un preciso revés paralelo. Casper ratificó el break para marcar una diferencia importante en el score. El italiano se vio desconcertado por el cambio rotundo que tuvo su rival, perdiendo la solidez que había mostrado y cediendo nuevamente su servicio. Ruud desató sus mejores ejecuciones para apropiarse de la segunda manga tras un intratable 6-1.

Ruud fue más consistente en el tiebreak

Cobolli se reincorporó al partido con mucha actitud, generó espacios en la cancha para atacar y rompió el saque del noruego. Flavio le dio valor al quiebre jugando un tenis sin fisuras, alargando la ventaja en el marcador. El nórdico intentaba acortar la distancia en los números, priorizando los turnos de saque. El italiano seguía firme con su tenis, variando los golpes, sobrepasando a su oponente con tiros ganadores. Ruud se plantó en el fondo de la cancha neutralizando los impactos de Cobolli y logró recuperar el break. La paridad en el marcador se mantuvo intacta hasta llegar al desempate, donde no existía ningún tipo de margen para la equivocación. Casper mostró toda su experiencia en el tiebreak y se adueñó completamente de la victoria.

Ads