Crónicas WTA

Osaka se consagra en Nueva York y gana su tercer título de Grand Slam

Osaka se corona en el US Open | Foto: @WTA

Naomi Osaka logró un gran triunfo a 3 sets (1-6, 6-3, 6-3) ante Victoria Azarenka y alcanzó su segundo título en el US Open. La japonesa alcanza su tercer título grande a sus 22 años.

Era el momento de la gran final. Las dos mejores jugadoras no solo del US Open, sino de toda la mini gira norteamericana, se enfrentaban por el título. Naomi Osaka ante Victoria Azarenka, un partido que también era la final de Cincinnati, pero no se llegó a disputar por una lesión de la japonesa. Esta vez, ambas estaban preparadas para una emocionante definición. Azarenka, en su primera final de Grand Slam desde 2013, llegaba con las mejores sensaciones posibles, tras dos semanas en un nivel superlativo. Osaka, por su parte, buscaba su segundo título en Nueva York y su tercer GS.

Contundente Azarenka en el primer set

Azarenka comenzó mucho mejor y ganó un break en el primer game del partido. La bielorrusa atacaba con golpes que movían de un lado a otro a Osaka. La japonesa no parecía muy cómoda, sobre todo con la venda que llevaba en el muslo izquierdo. Vika no daba ninguna opción a su rival, mientras que Osaka no encontraba la forma de hacer daño a su rival. Azarenka consiguió un segundo quiebre que la adelantó por 4-1 en el set. Hasta ese momento, era un dominio absoluto de la bielorrusa. Osaka intentaba de muchas maneras, pero no había modo de contrarrestar el gran nivel de Azarenka. El set finalizó con un contundente 6-1 por parte de Azarenka, quien mostraba un juego casi perfecto y estaba cerca de un soñado título.

Osaka se recupera y se lleva el segundo

Azarenka no se relajó luego del primer set ganado. Por el contrario, continuó con un ritmo eficaz que le permitía dominar a su rival. Un nuevo quiebre para estar 2-0 por delante. Esta vez, Osaka no dejó superarse por la bielorrusa y recuperó el quiebre en el siguiente game. La japonesa debía encontrarse nuevamente en la cancha si quería recuperar terreno. Justamente eso sucedió: Osaka empezó a mostrar una mejor versión y con más seguridad, colocó el 2-2. La japonesa empezó a encontrar alternativas para doblegar a su rival y no había dicho aún su última palabra. Esto significó un gran impulso para Osaka, mucho más firme que Vika en esos instantes. La japonesa obtuvo un break clave para colocarse 4-3 y luego 5-3 por delante. No dejó escapar la oportunidad de ganarlo y cerró el set por 6-3. La campeona del US Open se definiría en un trascendental tercer set.

Osaka se corona en el tercer set

Ambas finalistas sabían que este set era la oportunidad de oro. Empezaron con un juego muy parejo y solvente. Poco a poco, la agilidad de Osaka se impuso al juego de Azarenka y logró quebrar el servicio para ubicarse 3-1 arriba. La japonesa, con el servicio, estuvo en el siguiente juego 0-40 abajo, pero consiguió salvar las 3 posibilidades de break y establecer el 4-1. Azarenka había desperdiciado una única oportunidad, de esas que podrían definir una final. Sin embargo, intentó reponerse y en ajustado game, donde Osaka tuvo varias chances de quiebre, logró el 4-2. Cuando parecía que Osaka estaba más cerca del 5-2, Azarenka recupero la precisión que había mostrado en el primer set y quebró el servicio de la japonesa, A pesar de ello, Osaka aprovechó algunos errores de Azarenka para ganarle el saque nuevamente y colocarse 5-3. En el siguiente, aseguró el partido. Con el 6-3 final, Naomi Osaka se proclama campeona de una edición especial del US Open. De esta forma, la japonesa mantiene su invicto en finales de Grand Slam y consigue su segundo título en Flushing Meadows.

 

Translate »