WTA

Naomi Osaka y un 2020 culminado a lo grande



Osaka resultados wta 2020
Osaka celebra un punto en el US Open | Foto: usopen.org

El 2020 se presentaba como un año importante para Naomi Osaka. La japonesa buscaba conseguir otro Grand Slam, como ya hiciera en 2018 y 2019, en donde consiguió un Major en cada una de esas temporadas. Este año no se quedó atrás y levantó el tercer Grand Slam en tres años seguidos.

Brisbane, Open de Australia y Fed Cup

Un 2020 que se presentaba como el año de la continuidad de Naomi Osaka entre las mejores. Fichó como nuevo entrenador al belga Wim Fisette, con la intención de seguir en su buena dinámica de resultados, y buscando mejorar y ser más constante en la temporada. El año comenzaba en Brisbane, torneo en el que la japonesa alcanzaba las semifinales, en donde caería ante Karolina Pliskova. Allí se vio a una Osaka muy fuerte al saque, y muy agresiva al resto, en unas pistas que la favorecían mucho a su estilo de tenis agresivo.

Acto seguido, llegaba el primer Grand Slam del año, en Australia, en donde defendía título. Cayó en tercera ronda ante una emergente Coco Gauff, la cual se impuso a una Osaka algo desdibujada y más errática de lo habitual.

Tras el torneo australiano, llegaba la Fed Cup, en la cual Japón se medía a España, en Murcia. Sobre polvo de ladrillo, la japonesa acabó desquiciada ante la solidez de una Sara Sorribes que sacó a la luz las carencias de la nipona sobre arcilla, una superficie en la que no se siente cómoda, y una vez más lo volvió a demostrar.

Buen inicio en Cincinnati

Tras el parón por coronavirus, la acción para la japonesa volvía en Cincinnati. Y no pudo hacerlo mejor, pues llegó a la final, y sólo unas molestias impidieron que saltara a la pista para medirse a Azarenka en la gran final. Se la vio muy sólida con su servicio, y buscando atacar los puntos con su poderosa derecha, la cual le funciona muy bien en estas pistas rápidas en las cuales puede dar rienda suelta a su tenis ofensivo.

El fantástico US Open

Llegaba el US Open, y Naomi lo sabía. La oportunidad que ella había estado esperando, y no decepcionó. Con un tenis perfecto durante todo el torneo, desde su altísimo nivel al servicio, pasando por su gran efectividad al resto, y su tenis agresivo, todo funcionó. Fue derribando rivales, y salvando partidos complicados, ante rivales como Doi, Kostyuk o Brady. En todos estos partidos se vio a una Naomi muy tranquila, sabiendo jugar sus armas a la perfección. 

Llegaba la gran final, y en ella esperaba de nuevo Viktoria Azarenka. El partido empezaba de la peor manera para la japonesa, con una Azarenka súper enchufada, y desquiciando a la japonesa. Pero Osaka supo agarrarse al partido, y esperar su momento, momento en el que el saque empezó a acompañarla, y todo su tenis empezó a fluir mucho mejor. Tras una gran remontada, culminó el partido con una victoria que suponía el segundo US Open, y el tercer Grand Slam en su carrera

Temporada de menos a más, en la cual se vio a una Osaka muy sólida con su servicio en líneas generales, y con una derecha que ha sido su compañera de viaje, en los buenos y en los malos momentos. Tercer título de Grand Slam para una Naomi Osaka que aspira a seguir agrandando su leyenda, y porque no conseguir mejorar su resultados en tierra batida y en hierba. El tiempo lo dirá.

Translate