Crónicas Nitto ATP Finals

Thiem se lleva una lucha milimétrica ante Nadal



thiem nadal atp finals
Thiem obtiene el segundo punto en las Nitto ATP Finals. Foto: Zimbio

Dominic Thiem obtuvo el segundo punto en el Grupo Londres 2020 de las Nitto ATP Finals al derrotar a Rafael Nadal por 7-6(7), 7-6(4) en dos horas y 25 minutos de duración sobre el O2 Arena.

Cuando se tratan los nombres de Nadal y Thiem, lo primero que se nos puede venir a la cabeza es la tierra batida ya que 12 de los 14 enfrentamientos entre ambos llegan desde este tipo de canchas. Sin embargo, durante este atípico año no se han visto las caras en esta superficie tan gustosa para ambos. El precedente durante este 2020 provenía de los cuartos de final del Open de Australia donde el austriaco se llevó el partido en cuatro parciales. Iba a ser la primera vez que se medían las caras en las Nitto ATP Finals donde el mejor resultado para ambos era el mismo ya que ambos han conseguido ser finalistas.

Era el duelo entre los dos ganadores de la primera jornada en el Grupo Londres 2020, y por tanto podían gozar de esa pequeña tranquilidad de tener un punto. Dieron inicio a un encuentro totalmente igualado. No fue un típico comienzo como de los que nos tienen acostumbrados con puntos de intercambios largos y de ritmo sino que ambos sacaron el chip del juego en superficie dura. Se mostraron concisos con el servicio y queriendo ser agresivos en cualquier golpeo de transición. A ello también se debía que se presenciaran muchos golpes cortados por ambas partes en busca de frenar el ritmo de bola.

Un Tie-Break de infarto

Los dos tuvieron que pasar por un momento tenso antes de que llegaran los momentos de desenlace. Thiem superó un 40-40 y Nadal en el 4-4, levantó un 0-30 sin que ninguno hubiese concedido ninguna bola de rotura. El Tie-Break fue el desembarco a este navío tan recto siendo el No.3 del mundo quién se ponía por delante con el mini-break, pero Rafa se lo devolvió para situar el 1-1 con un revés ganador. El próximo punto volvía a definirse para el jugador que restaba. El español realizó su decimoctava acometida a la red para definir por duodécima ocasión. Los puntos al resto continuaban y el 2-2 fue mediante una doble falta.

Por fin el tenista que servía se llevó el primer punto durante esta muerte súbita. Nadal puso el 3-2 con otro punto cosechado cerca de la red. Thiem continuaba sin saber lo que era sacar un punto con el saque y el español se fue al 5-2. Con una enorme derecha cruzada en la línea situó el 5-3 pero el No.2 dos disponía de otro servicio en busca de la bola de set. Dominic, sin embargo, apretó al segundo servicio y estrechó lazos para que la lucha persistiera con 4-5. Gran primer saque y fue el primer punto que lograba tras poner él la bola en juego. El momento era clave ya que se topó con el 5-5. Nunca suelen ser buenas las dobles faltas, pero menos en un momento tan tenso como este. Regaló la opción a Nadal que le llegó la primera bola de set con 6-5.

El mallorquín no la pudo aprovechar tras un error de revés y los nervios a esta hazaña de Tie-Break continuaba ascendiendo. El electrónico marcaba el 6-6 y con saque para Nadal tras el cambio de lado. Dominic, por su parte, se mostró muy ansioso en este punto queriendo acelerar con su golpe de derecha y se le escapó de fondo para que Rafa dispusiese de la segunda bola de set. El parcial no iba a finalizar aún ya que lo salvó a la perfección jugando de manera agresiva y encontrando el winner con esa derecha cruzada en la que desemboca gran parte de su confianza. La primera oportunidad del austriaco llegó tras el error del español a un segundo servicio que se le escapó a la red. Thiem se situaba con 8-7 para lograr un resto majestuoso a la línea de fondo que le dio la oportunidad de poder mandar el punto y lo cerró con otra derecha. Tras hora y 13 minutos, el austriaco se llevó la batalla psicológica del primer asalto.

Nadal se marchó a vestuarios y nada más regresar se encontró con la primera bola de break del partido. Sin embargo, con lo bien que estaba afrontando el No.3 del ránking estas situaciones, volvió a ir al ataque para salvarlo. Estaba gozando de una sensación poderosa, con su golpe de derecha y con su primer servicio abierto también era capaz de poder dañar. También estar llevando esa inercia le estaba forzando a incrementar los errores en busca de los ángulos.

Tras hora y 48 minutos, llegó la segunda bola de break del partido y en un punto muy inteligente del mallorquín anticipándose al ideario de Dominic, se pudo presenciar la primera rotura del envite. Los puntos estaban siendo de una viveza tangible y la tercera raqueta del mundo no iba a desestimar su oportunidad. Por primera vez tuvo la opción de romper y mediante perseverancia a la segunda oportunidad cosechó el quiebre para certificar el 4-4 en el luminoso dentro del segundo parcial.

Nadal salva tres ‘Match Point’

Transcurrían por unos instantes de temible igualdad. Errores milimétricos o fallos en cálculo de última hora se podían pagar caro para uno o para otro. El austriaco iluminó su rostro cuando volvió a situarse por delante con 4-5 al poder sacar adelante su turno de servicio. Después de pasar por la silla, se situaba con la opción de alzarse con el partido al resto. Se le presentaron tres bolas para codearse con el segundo punto del grupo Londres 2020, pero el español yendo poco a poco acompañado de su primer servicio, sacó adelante el juego estallando una bomba de relojería al poder con semejante presión.

Parecía que la cosa no iba con Thiem y su rendimiento no descendió pese a poder tener el encuentro a un solo punto, y sin ningún tipo de dilación cerró el juego en blanco para colocarse con 5-6. Pese a no haber público en el O2 Arena de Londres, la caldera estaba encendida por lo que estaba deparando este tremendo envite entre el 2 y 3 del mundo. Al igual que en el primer parcial, se fueron a la muerte súbita.

Thiem sale ganador

Nadal arrancó con un contrabreak mientras la duración indicaba que llevaban dos horas y 18 minutos desde el primer pelotazo. Dominic se lo devolvió pero Nadal se fue al 1-2 tras un smash ganador. Aun así, tirado para delante el austriaco sacó sus dos turnos con el objetivo del 2-3 mientras realizaba su winner No.35. Con un passing shot después del cambio de lado Thiem se situaba por delante con 4-3 y mini-break. Con un revés cruzado, un golpe que no estaba siendo para ganadores durante esta tarde, encontró uno en el momento oportuno para el 5-3. Le tocó jugar con segundo pero supo de la acometida de Rafa sobre la línea de fondo y se la jugó al cuerpo de manera inteligente. Aquello le llevó a situarse con el protagonismo y encontró el winner para que volviera a gozar de bola de partido.

Un buen saque de Nadal puso el 4-6 y ya era la quinta opción para el austriaco. Finalmente, se fue una derecha cruzada y el No.3 del mundo logró cerrar un partido de un desgaste tremendo tanto mental como físico.

Sobre el autor

Ander Millán

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »