Noticias

De Miñaur pone las tablas ante Croacia

miñaur cilic copa davis
De Miñaur en su partido ante Cilic | Foto: Kosmos

El australiano ha sacado de sus casilla Cilic. De Miñaur se ha aprovechado de los errores de Marin y cómodamente 6-2, 6-2 ha logrado forzar el punto del dobles para decidir al primer finalista de esta edición.

Cuadro del torneo

Resultados del torneo

Cilic y De Miñaur disputaban el segundo punto de la eliminatoria entre Croacia y Australia. En el primer duelo victoria cómoda de Coric ante Kokkinakis por lo que Croacia estaba a un triunfo de lograr el pase a la final. En el cara a cara tres enfrentamientos con dos victorias para Cilic y una para De Miñaur. Por sensaciones Alex parecía estar mejor según lo que pudimos ver en los cuartos de final.

De Miñaur es muy superior

Cilic ya empezó con muchos problemas con el servicio. Cuatro dobles faltas eran muchos regalos para un De Miñaur que lo aprovechó y a las primeras de cambio lograba el primer break del partido. Cilic no paraba de sufrir y es que cometía muchos errores no forzados. Marin no encontraba con la tecla, pero aun así lograba seguir cerca en el marcador a un Alex que estaba jugando bastante cómodo. Imposible se ponían casi las cosas para Cilic cuando volvía a perder su saque en el séptimo juego después de otros muchos errores no forzados. Alex sacaba para cerrar la primera manga y rápidamente por 6-2 finiquitaba el primer parcial.

Después de las horrores sensaciones de Cilic las cosas solo podían ir mejor para Croacia. Cilic empezó 40-0 pero volvió a atraparse y de repente cinco puntos consecutivos de Alex le daban otra rotura a las primeras de cambio. Lo confirmaba Alex en blanco y empezaba a encarrilar la victoria. La desesperación de Cilic empezaba a ser importante ante un De Miñaur que llegaba a todo y encontraba una y otra vez el fallo de su rival. Parecía no existir fórmula en Cilic para superar el muro desde el fondo de la pista que tenía el aussie. Pudo De Miñaur ampliar la ventaja pero Cilic salvó otro momento crítico y ponía el 2-3.

De repente llegaba el juego más sufrido para De Miñaur pero después de un saque directo y una gran celebración con rabia ponía el 4-2. Nueva opción de break para Alex en el séptimo juego y tras una doble falta llegaba ese break que parecía ser definitivo. Ganando en blanco su turno de saque ponía la guinda a un partido perfecto.

 

Sobre el autor

Daniel Escudero

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario