WTA

Kenin muestra una buena versión para cortar su mala racha

Kenin Ostapenko Roland Garros
Foto: WTA

La tenista estadounidense, cortó su racha de cuatro derrotas consecutivas en este partido de primera ronda en Roland Garros. Sofia Kenin derrotó con un 6-4, 4-6, 6-3 a Jelena Ostapenko y se medirá a su compatriota Hayley Baptiste.

Dos tenistas que sabían lo que era jugar en este recinto con resultado contrario, se enfrentaban en un duelo destacado de primera ronda. La estadounidense que llegaba como cuarta cabeza de serie, teniendo la a dura hazaña de tener que defender su registro en una final. La letona, por su parte, manteniendo su irregularidad durante semanas pasadas, llegaba siendo capaz de poder derrotar a cualquier tipo de jugadora.

La que fuera campeona hace ya cuatro años, fue la que comenzó engrosando el electrónico pero se le estaba viendo a Sofia bastante metida y con un buen movimiento de piernas que le aportaba mucho a la hora de la ejecución de sus golpes. Tras empatar el duelo, Kenin sacó su turno de servicio adelante y pudieron ir avanzando en el electrónico hasta llegar a ese 4-5. La No.5 del mundo, consiguiendo ser más sólida e intentando mantener la intensidad y velocidad de Ostapenko, le estaba obligando a meter una bola más. En aquel instante la bola comenzaba a quemar bastante y sería la estadounidense quién consiguió estar más firme durante aquel desenlace.

La jugadora letona iba a situarse nuevamente por delante en el segundo parcial. Kenin, aun así, se estaba encontrando con un ritmo de juego capacitado para poder hacer frente y que hace bastante tiempo que no se asomaba en ella. Pudo igualar y llevar el set más adelante, pero las tornas iban a cambiarse y el agresivo juego de Jelena iluminaría la cancha pidiendo el ánimo del respetable para poder ponerse con 6-4 y forzar el tercero.

La No.5 del mundo se vería capacitada y con confianza para poder romper seguidamete dos turnos de servicio a su oponente. Pese a no confirmar el segundo de ellos, rápidamente volvería esa diferencia con el 4-1 en el marcador. A partir de entonces, todos los juegos iban a ser ganados por el resto. Con el 3-5, Kenin se iba a llevar el duelo rompiendo en blanco y por tanto, aprovechando esa primera bola de partido.

 

 

Translate