Noticias

Ferrero: “Carlos debe ser ambicioso y no conformarse”

Carlos Alcaraz durante un partido en el torneo de Río de Janeiro 2020 | Foto: atptour.com

El de Onteniente habló para la web oficial de la ATP donde pasó revista a lo logrado por su pupilo, Carlos Alcaraz, en las últimas semanas, destacando su triunfo en el Challenger de Trieste.

A la par con el US Open, donde el asturiano Pablo Carreño se quedó muy cerca de disputar la gran final, el tenis español también ha cosechado muy buenos resultados en el reinicio del circuito Challenger, destacando un nombre por encima de todos, el de Carlos Alcaraz Garfia.

El murciano continúa quemando etapas a una velocidad prodigiosa y hace apenas dos semanas se proclamó campeón en Trieste, estrenando palmarés de títulos en esta categoría y siendo, junto al canadiense Félix-Auger Aliassime y el alemán Alexander Zverev, el ganador más joven de un torneo Challenger en esta última década. También se convirtió en el español más joven en ganar en este circuito desde que lo hiciese un tal Rafael Nadal en el año 2003.

Palabra mayores para este joven talento murciano, moldeado por todo un ex número uno del mundo como es el valenciano Juan Carlos Ferrero. En una entrevista a la web oficial de la ATP, el de Onteniente colmó de elogios a su pupilo, aunque también recordó que esto no ha hecho más que comenzar y que Alcaraz deberá seguir manteniendo los pies en el suelo y trabajando duro para poder llegar a donde realmente quiere, la cima del ranking.

Motivado por entrenar a un diamante en bruto

Decidí apostar el todo por el todo por Carlos porque me encanta la manera en la que juega. Estaba muy motivado ante la oportunidad de poder entrenar a un joven jugador como él, de trabajar con él y moldearlo desde una edad temprana para ser capaz de enseñarle algunas cosas”.

El circuito Challenger, el primer paso de una carrera que promete

Carlos está acumulando mucha experiencia en esta clase de torneos. Cuantos más partidos juega, mejor conoce a sus rivales. Su nivel también va subiendo, al igual que su confianza. Desde que comenzó la temporada, sabía que podía hacerlo muy bien en los torneos Challenger”.

Se ha sentido muy bien compitiendo contra estos jugadores. Al final, cuando vas pasando una ronda tras otra, la motivación sube como la espuma. Además, también se ha sentido muy bien física y mentalmente. Todas estas circunstancias le han permitido competir al máximo nivel”.

Un rendimiento fuera de lo común a esa edad

A los 17 todavía quedan muchas cosas por aprender, sigues siendo muy joven. Pese a no tener mucha experiencia en torneos de este tipo, ya ha podido crecer bastante en términos de juego y nivel físico. Merece todo el crédito que está recibiendo por ser capaz de jugar a un nivel tan alto con sólo 17 años”.

Inicios similares

Creo que mi carrera fue muy similar a su edad. En mi caso fue a los 18 o 19 años cuando comencé a disputar torneos en el circuito Challenger. Él ya ha jugado algunos e incluso ganado uno. En cierto modo, se podría decir que hemos tenido inicios similares. Espero que pueda seguir por este camino. Debe ser ambicioso y no conformarse. Yo tuve una buena carrera, pero creo que la suya puede ser aún mejor”.

Un largo camino por recorrer

Carlos sabe perfectamente que cada semana puede ser diferente y que tiene que seguir trabajando cada día. El otro día ganó su primer título en Trieste, pero eso no significa que cada semana vaya a ocurrir lo mismo. Tienes que trabajar duro para ello cada día. Él sabe que todavía le queda mucho camino por recorrer. En términos de ranking, es consciente de que aún falta mucho para llegar al lugar al que querrá pertenecer algún día. No queda otra que seguir creciendo, trabajando y seguir con esa ambición, porque todavía queda mucho por hacer”.

Translate »