Crónicas

Etcheverry alcanza su primera final ATP en Chile Open

Etcheverry Báez Chile Open
Tomás Etcheverry es finalista en Santiago. | Foto: Chile Open.

El tenista argentino Tomás Etcheverry derrotó a su compatriota Sebastián Báez por 7-5, 6-3 tras 1h39m de juego en las semifinales del Chile Open. El No. 76 del mundo se enfrentará con Nicolás Jarry o Jaume Munar en la gran final.

Resultados del torneo

Cuadro del torneo

Tomás Etcheverry está viviendo sus primeras grandes experiencias en torneos grandes y obteniendo resultados positivos. En la temporada pasada disputó 5 finales, de las cuales se consagró campeón en una ocasión (Challenger de Concepción) y cayó en cuatro oportunidades (México City, Perugia, Lima 2 y Montevideo). Además, hizo semifinales en Santiago, Pereira, Lima 1 y Santo Domingo. Su 2023 inició  pasando la qualy en Adelaida y triunfando en su debut en Australia. Viene de una temprana despedida en el Córdoba Open, cuartos en Buenos Aires y derrota rápida en Río. En Santiago eliminó a Fabio Fognini, Francisco Cerúndolo y Dusan Lajovic.

Sebastián Báez viene de una extraña temporada, en la que ganó un título y ostenta una mala racha de 17 derrotas en sus últimos 18 partidos. En el 2022 se consagró campeón del ATP 250 de Estoril. Además, disputó las finales de los ATP 250 de Santiago y Bastad. Entre otros resultados, alcanzó los cuartos de final en Córdoba y Lyon. Hasta principios de julio su nivel fue espectacular, pero luego sufrió una dura falta de confianza que lo llevó a perder muchos partidos continuos. Esa racha continuó en 2023, ya que cayó en la primera ronda de Pune, Auckland y Australian Open. Sin embargo, la rompió con el título en Córdoba. Viene de caer rápido en Buenos Aires y de hacer cuartos en Río. En Santiago derrotó a Cristian Garin y Laslo Djere.

Etcheverry avanza en sets corridos

Tomás Etcheverry y Sebastián Báez se enfrentaban en las semifinales del Chile Open.

El primer set tuvo un desarrollo muy parejo, con los dos tenistas argentinos mostrándose precisos y firmes desde el saque para no ceder terrenos. Durante todo el parcial, ninguno pudo generar oportunidades de break point. Sin embargo, Etcheverry se soltó en el duodécimo game, encontró espacios y sentenció el 7-5 en 54 minutos.

En la segunda manga, Sebastián Báez empezó sosteniendo y dispuesto a luchar. Pero no encontró las formas y el score le empezó a quedar lejos. Por su parte, Etcheverry fue de menos a más, mostrando solidez y total dominancia para avanzar por 7-5, 6-3 tras 1h39m.

Ads