Crónicas

El equipo de Carreño conquista el primer torneo de la Liga Mapfre

Liga Mapfre Vall d´Hebron
Pablo Carreño disputando un partido en la Liga Mapfre | Foto: @rfet

El equipo de Pablo Carreño sumó el triunfo en Vall d´Hebron en el primer torneo de la Liga Mapfre. Munar primero consiguió un triunfo que le dio esperanzas a su equipo, pero luego Carreño confirmó la victoria en la primera parada del torneo nacional. 

La jornada del domingo comenzó con un duelo entre Mario Vilella y Jaume Munar. El de Elche comenzó dominando gracias a la potencia en sus golpes que acabaron por desbordar a un Munar que no era capaz de dar con la tecla. Después de un 6-3 Munar tenía que reaccionar sí quería dejar con opciones a su equipo de luchar por la remontada. Poco a poco comenzó el de las Baleares con su tenis sólido desde el fondo de la pista Vilella empezó a fallar más que en la primera manga. Un segundo set que cambió la tónica del partido y en el que Munar se impuso con el 6-1. El primer encuentro de la última jornada se decidió en el super tie break. Casi desde el inicio Jaume mandó y el marcador cuando estaba 8-4 a su favor indicaba que quedaba poco para el final. El de Santañy acabó cosechando un triunfo (3-6, 6-1, 10-5) que le dejaba a su equipo con opciones de conseguir la remontada.

Un Carreño a un gran nivel da el triunfo

El segundo encuentro era el más esperado entre Pablo Carreño y Albert Ramos. Era un duelo que podía decidir al ganador del primer torneo de la Liga Mapfre. El asturiano comenzó a un nivel que no era de esperar tras el parón por la pandemia. Un total de 8 juegos consecutivos para Carreño le hicieron tener el marcador con 6-1, 2-0 cuando comenzaron a caer gotas. El catalán empezó a jugar más de fondo y cometer menos errores para intentar seguir con esperanzas. Carreño seguía a su ritmo, sin bajar la guardia y con un tenis impropio tras tanto tiempo sin competir. A pesar de ponerse 2-1 tras recuperar el break Albert siempre fue por debajo en el marcador. El momento clave llegó con el 5-4 para Carreño, momento en el que restaba para ganar el duelo. Hasta un total de 4 bolas de partido necesitó para cerrar el duelo y coronar a su equipo como campeones en Vall d´Hebron.

 

Sobre el autor

Daniel Escudero

Comentar...

Click aquí para escribir un comentario

Translate »