Crónicas

Djokovic devastado: Día oscuro en Ginebra

Djokovic Machac ATP Ginebra
Djokovic golpeando un revés. | Foto: Realis

Tomas Machac superó al número uno del mundo en las semifinales de Ginebra. El checo derrotó a Djokovic concretando uno de los triunfos más importantes de su carrera y se metió en la final del torneo suizo.

Djokovic cede en las semifinales de Ginebra

Definitivamente este no fue el mejor año para Novak Djokovic (1° ATP). Acostumbrado a ganar, este año aún no levantó ningún trofeo, las molestias físicas lo llevaron a ceder rápidamente en varios torneos y con eso a perder varios puntos en el ranking. Debido a esto, su puesto en la cima corre peligro. En Ginebra, viene encontrando  buenas sensaciones, derrotó sin ceder sets a Hanfmann y a Griekspoor en cuartos de final. De cara a Roland Garros, el serbio quería llegar con un título en mano, pero antes de eso debió enfrentarse ante Tomas Machac (44° ATP) en semifinales.

El checo domina en el primer set

Desde el comienzo del partido, Machac resultó ser un hueso duro de roer para Djokovic, en su enfrentamiento previo, el checo exigió demasiado al número uno del mundo. Desde el servicio, Novak fue rápidamente presionado, el juego rápido de su rival lo llevó a enfrentar dos puntos de break. A pesar de eso, el serbio consiguió sostener su servicio. Los primeros juegos, mostraron mucha paridad, cada punto se volvió una pulseada desde la línea de base. A pesar de no mostrar las mejores sensaciones desde lo corporal, Djokovic consiguió colocarse break arriba y comandar el score 4-1. El número uno del mundo se volvía muy agresivo, apelando a buenos saques y la búsqueda de puntos más cortos.

A pesar de tener la ventaja en el marcador, Djokovic era un mar de quejas, su corporalidad mostraba desgano y cansancio. Aprovechando esto, Machac se tornó positivo y recuperó terreno en cancha para recuperar lo cedido y poner en 4-4 el marcador. El número uno del mundo no estaba dispuesto a pelotear, intentaba cortar los puntos con drops, por momentos se lo veía ansioso. Concretando un gran passing de devolución, el checo concretó otro quiebre y se ubicó 5-4 ante la posibilidad de servir para set.  Finalmente, ante un Novak fuera de sí, errando todas las devoluciones, Machac selló el primer set por 6-4.

El número uno impuso lo propio

Tras finalizar el primer parcial, Djokovic recibió atención médica y tomó algunos medicamentos que lo hicieron sentir mejor a corto plazo. Con la misma estrategia, el serbio no estaba dispuesto a pelotear e intentó jugar puntos cortos. Con algunos aciertos y errores de su rival, el número uno del mundo concretó el quiebre que lo colocó 3-0 arriba. Apostando el todo por el todo, el serbio empezó a encontrar buenos resultados en su estrategia. Cada vez más sólido y con mejores sensaciones, llevó al desgaste a Tomas y concretó por 6-0 la segunda manga. Casi sin cometer errores, el serbio tomaba el control de lo que acontecía.

Machac da la sorpresa y supera al número uno del mundo

Para la segunda manga, Machac volvía a tomar protagonismo, el checo conseguía volver a encontrar las buenas sensaciones de fondo de chacha y eso hizo que el partido se volviera más entretenido y dinámico, otra vez. Djokovic seguía sin estar al 100%, sin embargo se lo veía más predispuesto a luchar cada punto. Suelo y jugando rápido, Tomas concretó un rápido quiebre que lo colocó 3-1, estaba con más claridad mental y mejores sensaciones. Poco a poco, la solidez del checo empezó a desestabilizar a Novak, el número cuarenta y cuatro del ranking tomaba el control y se colocaba 4-1. Sobre el final, Djokovic ya estaba devastado, Machac aprovechó cada posibilidad y se llevó el set definitivo por 6-1. 

Ads