Noticias

Djokovic: “Es una dura derrota, muy difícil de digerir”

djokovic final us open 2021
Djokovic emocionado durante la entrega de premios del US Open 2021 | Foto: @atptour

El tenista serbio compareció ante los medios de comunicación tras una clara derrota sin paliativos ante el ruso Daniil Medvedev en la final del US Open 2021. 

De un plumazo. Así es cómo se desvaneció el sueño que tenía Novak Djokovic de emular a Rod Laver y conquistar los cuatro torneos de Grand Slam en una misma temporada. El serbio acusó la presión que suponía citarse con la historia pero, sobre todo, la versión casi perfecta de su verdugo en la final del US Open 2021: Daniil Medvedev. Con un triple 6-4, el ruso destrozó las ilusiones del actual número uno del mundo que, como era de esperar, se mostró bastante alicaído en sala de prensa tras el partido.

Djokovic admitió la evidente superioridad mostrada por Medvedev y se culpó por no haber ofrecido algo más de resistencia durante el choque. El balcánico reconoció sentirse aliviado tras muchos meses de gran desgaste físico y emocional que terminaron por pasarle factura en el día menos indicado. Eso sí, aunque ahora esté anímicamente tocado, el número del mundo del ranking ATP no piensa arrojar la toalla en su lucha por ser el tenista con más grandes de la historia.

Sus lágrimas al final del encuentro

Fueron muchas emociones juntas. Lo que dije en la ceremonia de premios, realmente lo siento. Obviamente, una parte de mí se siente muy triste. Es una derrota muy difícil de digerir, considerando todo lo que había en juego”.

“Pero, por otra parte, hoy sentí algo diferente por primera vez aquí. Los fans me hicieron sentir algo especial, claramente me sorprendieron. No lo esperaba, pero la energía y el apoyo que me brindaron hoy lo recordaré siempre. Esa es la razón por la que lloré en el descanso. Me llegó al corazón, en serio. Como atleta profesional que soy, mi objetivo siempre es la victoria. Pero estos son los momentos que más valoras, este tipo de conexión que se forja entre público y jugador. Fue algo maravilloso”. 

El servicio de Medvedev

Sí, lo varió muy bien. Salió a la pista con una gran determinación. Pude apreciar de verdad el nivel tan alto que tiene en cada uno de sus golpes. Es capaz de tener claridad cuando más lo necesita, y tácticamente lo hizo todo a la perfección”.

Yo, por contra, sentí mis piernas muy pesadas. Lo intenté, traté de darlo todo, pero cometí muchos errores no forzados y tampoco serví bien. Cuando juegas ante alguien como Medvedev que logra tantos puntos gratis con su servicio, siempre tienes la sensación de estar bajo mucha presión con el tuyo. Hoy fue uno de esos días”. 

La diferencia respecto a Roland Garros

Fue muy diferente porque aquel día las sensaciones eran mejores de las que tuve hoy. Hoy simplemente no tenía energía. Es cierto que hubo un momento importante en el segundo set que pudo haberlo cambiado todo. De haber materializado alguno de los break points que tuve, el partido podría haber ido en otra dirección. Con la gente, su apoyo, todo podría haber cambiado”.

Pero él lo hizo muy bien. Le felicito, le doy todo el crédito. Su mentalidad, la preparación del partido que ha hecho, su juego, todo. Fue claramente superior y mereció ganar, sin duda. Obviamente, me siento muy decepcionado de mi actuación. Siento que pude y debí hacerlo mejor. Pero esto es el deporte. Unas veces ganas y otras pierdes. Es una derrota dura, muy dura pero, al mismo tiempo, me siento contento por él. Es un gran tipo y se lo merece”. 

El inicio de una nueva era

Creo que ya comenzó el año pasado con Dominic (Thiem) ganando el título aquí. Con respecto a Medvedev, no sé si será número uno dentro de poco o no. Pero es inevitable que eso suceda algún día. Los veteranos seguimos dando guerra. Queremos aguantar tanto como podamos. Desde mi punto de vista, yo quiero seguir intentando ganar más Grand Slams y jugando para mí país. Ese es el tipo de cosas que mantienen mi motivación al máximo”.

Pero esta nueva generación, si se les puede llamar así, lleva va un tiempo ahí y algún día tomarán el relevo definitivo. Creo que el tenis se encuentra en buenas manos con estos chicos. Son increíblemente buenos y tienen mucho que ofrecer tanto dentro como fuera de la pista”. 

El desgaste acumulado durante el torneo

Sí, puede que influyera. Estuve más tiempo en pista que Daniil, eso seguro. Pero también estos meses han sido muy exigentes en el plano emocional. Roland Garros, Wimbledon, Tokio y jugar en casa en Belgrado. Todo eso se ha juntado y ha supuesto una gran acumulación de emociones”.

Desafortunadamente, hoy no pude dar ese último paso. Pero, en general, ha sido un año extremadamente bueno. Tres Grand Slams y una final en el otro. Los dos últimos años he sido muy honesto respecto a cuáles eran mis objetivos, jugar a mi mejor nivel en los Grand Slams. Hoy me quedé algo corto, pero tengo que sentirme orgulloso de lo que mi equipo y yo hemos logrado este año“.

Aprenderé de lo de hoy. En tenis, los desafíos son constantes. Dentro de poco tendré más y siempre he aprendido a aceptar estas derrotas. Trataré de sacar alguna lección de esta última y volver más fuerte. Sigo amando este deporte y mientras la motivación siga ahí, continuaré luchando”. 

Primer sentimiento tras el partido de hoy

Alivio. Me alegro de que todo haya acabado. A nivel emocional, he tenido que lidiar con muchas cosas durante estas dos últimas semanas, ha sido demasiado. Estoy encantado de que, por fin, el torneo haya finalizado. Tengo una mezcla de sentimientos. Al mismo tiempo, tristeza, decepción, pero también gratitud hacia el público por ese momento tan especial que me han brindado”. 

Translate