Opinión

De la mano de Seba, Delpo a Londres vas a llegar

Juan Martín Del Potro celebra un punto en Wimbledon
Juan Martín Del Potro celebra un punto en Wimbledon | Foto: www.atpworldtour.com

El deporte es así. Cada día amanece con una nueva sorpresa. Quién lo hubiese imaginado, que Seba Prieto le diera tan buenos resultados sentado ahí en el banco de entrenador del gran Juan Martín Del Potro.

Se había hablado mucho, se había conjeturado mucho, corrieron muchos rumores sobre el tema del entrenador de Delpo. Se dijo que sería alguien de mucho nombre, se llegó a hablar de Pete Sampras o de Guga Kuerten. Hasta citaron al mismo padre de Juan Martín como posible candidato a ocupar el banco del entrenador.

Lo cierto es que Franco Davín su entrenador durante muchos años, quien lo llevó casi a la cima antes de lesionarse, se desvinculó en el mes de julio del 2015.  En esa época Juan Martín estaba iniciando la recuperación de su tercera cirugía. Durante el segundo semestre de ese año hizo todo el proceso de recuperación solamente con los kinesiólogos Diego Rodríguez y Germán Hünicken.

En el 2016 cuando retornó a la actividad sorprendió a todos anunciando que jugaría sin entrenador, que él mismo se ocuparía de su preparación técnica. Y así fue, jugó durante toda la temporada sin entrenador. También es muy cierto que sus mayores éxitos de la temporada, la medalla olímpica en Río de Janeiro y la obtención de la Copa Davis con la Argentina, contó con la presencia del Capitán del equipo argentino, Daniel Orsanic sentado muy cerca suyo.

Si bien no había nada formalizado, comenzó esta temporada con el Capitán Orsanic sentado en el banco, de hecho Orsa parecía ser su entrenador. En la preparación física contó con la ayuda del profesor Daniel Cinti, un profesional ligado al fútbol del Club Boca Junior. La relación entre el tenista y el Capitán se cortó cuando Delpo tomó la determinación de no jugar la Serie por la Permanencia de la Copa Davis.

El tenista argentino había anunciado que elegiría a su entrenador para el Abierto de los Estados Unidos. La gran sorpresa fue que llegó a Nueva York acompañado de su kinesiólogo Diego Rodríguez y de Sebastián Prieto.

Sebastián Prieto es un ex tenista argentino de 42 años, un muy buen jugador de Dobles, llegó a ser el número 22 del ránking ATP de Dobles. Fue entrenador de Juan “Pico” Mónaco, Diego Schwartzman y José Acasuso. Actualmente está entrenando a otro tenista argentino, Guido Andreozzi.

Inicialmente se dijo que Seba lo acompañaría únicamente en el Abierto norteamericano. Pero los buenos resultados en Nueva York, hicieron que lo siguiese acompañando en la gira por Oriente y ahora por los estadios europeos.

Sebastián Prieto en un entrenamiento con Del Potro | Foto: lanacion.com.ar

Sería muy infantil pensar que todo esto se debe a un trabajo milagroso del nuevo entrenador, pero sin dudas tiene una buena parte de mérito en la gran levantada del nivel del tandilense. Se le nota su mano en el saque de Delpo. A su habitual potencia, le agregó mayor variedad, que incluye el saque  al cuerpo del rival. También Delpo está pegando mucho con el revés ya sea con una o con las dos manos, convirtiéndose en un arma contundente a la hora de contraatacar. Creo que Juan Martín entra con más confianza, con un plan de juego definido.

Los resultados con Seba Prieto

Ahora veamos los números donde se nota la gran evolución, la gran diferencia. Delpo llegó a Nueva York con 18 triunfos y 11 derrotas. En seis meses había obtenido 760 puntos en la Carrera a Londres ocupando un discreto 47° lugar. En los cuatro torneos que contó con Seba en el banco ganó 14 partidos y solo perdió 3. Ganó un torneo ATP-250, fue semifinalista en un Master-1000 y también en un Grand Slam. ¡Sumó 1.365 puntos más y trepó al 14° lugar! Todo eso en apenas cuatro torneos.

Toda esta explosión abrió la posibilidad clasificar al Masters Final de Londres, algo totalmente impensado antes de la llegada de Seba. Para llegar a Londres hay 1.500 puntos en juego, el argentino le deberá sumar 500 puntos más que el octavo clasificado. Una tarea nada fácil, tampoco para nada imposible. Una nueva ilusión para la sufrida hinchada argentina.

 

Sobre el autor

Tie Break

Apasionado del tenis en general, del tenis argentino, mi país natal. en particular. Me gusta seguir a los tenistas argentinos por los torneos juveniles (ITF-Junior), y los Future. Todo el Tenis que haya por TV e Internet no pasará desapercibido.

Translate »