Opinión

¿Cómo será el 2020 de Shapovalov y Auger Aliassime con tanta presión?



Shapovalov Alissime 2020
Shapovalov y Auger Aliassime se saludan tras un partido | Foto: @atptour_es

La presión es un arma de doble filo en el tenis. Muchos tenistas saben llevar este elemento a las mil maravillas y otro en cambio les cuesta. Shapovalov y Auger Aliassime son dos de los tenistas llamados a dar un salto en 2020, aunque han empezado con malos resultados. ¿Será culpa de la presión?

Denis Shapovalov y Felix Auger Aliassime son dos de esos jugadores etiquetados a hacer grandes cosas a pesar de su corta edad. En la Copa Davis y en la ATP Cup, Canadá superó con creces las expectativas y gran parte de culpa la tienen ambos, aunque el segundo estuvo lesionado en Madrid. Canadá ha vuelto a sonreír en el tenis, primero con las gran alegría en el tenis femenino con Andreescu y ahora con estos dos jugadores llamados a poder luchar por los grandes títulos. Shapovalov y Aliassime de momento han comenzado mal el año en sus respectivas trayectorias individuales y habrá que ver cómo va evolucionando este 2020 con toda la presión que tienen encima.

Denis Shapovalov

El zurdo tuvo un mal 2019 hasta que llegó Youzhny a su banquillo, momento en el que todo cambió. De repente era un jugador mucho más regular durante los partidos y lo más importante, en los torneos. Shapovalov era un nuevo jugador que iba a tardar poco en conseguir su primer título ATP. Estocolmo fue el lugar en el que inauguró sus vitrinas y se quitó esa losa de poder levantar el primer trofeo ATP.

Poco a poco fue ganando confianza y llegó a la Copa Davis rallando a un excelente nivel. Shapovalov siguió con su mejorar y en la ATP Cup, el torneo que daba inicio al año 2020 puso las cosas complicadas a Djokovic lo que hacía vaticinar que iba a disputar un buen Open de Australia. Debutó frente a Marton Fucsovics pero cayó en cuatro mangas dejando una imagen muy irregular. La semana anterior había estado en Auckland y tampoco pudo para del segundo duelo ante un Humbert que luego sería el campeón.

Shapovalov tiene el potencial para llegar a lo más alto de la clasificación. Hay que ir pasito a pasito y a pesar de que ha mejorado mucho con respecto a 2019, no se le puede exigir tanto, ni poner las expectativas tan altas, ya que le puede afectar de forma negativa. Su puesto más alto en el ranking ha sido el número 13, cerca del ansiado top-110 que tarde o temprano llegará pero todo a su tiempo.

Felix Auger Aliassime

Con 19 años y un futuro brillante en 2019 ya tuvo semanas en las que fue el gran protagonista. Al comienzo del año hizo final en Río y semifinales en el Masters 1000 de Miami en la que fue su mejor semana como tenista. Felix desplegó durante estos días un tenis de potencia que asombró al mundo, sobre todo por la madurez que mostraba dentro de una pista.

En el segundo Masters 1000 del año fue capaz de vencer a Hurkacz, Basilashvili y Coric después de llegar desde la clasificación. Luego cayó ante Isner por un doble tie break, en el que pudo salir ganador de no haber sido por los pequeños detalles. Todavía es más irregular que su amigo Shapovalov, ya que en algunos partidos comete demasiados errores no forzados que le acaban dando la derrota. En cambio tiene mucho mejor carácter y tiene una capacidad mayor para dominar sus emociones. En la ATP Cup dejó malas sensaciones con tres derrotas en sets corridos.

Aun así mucha gente esperaba que fuera uno de los tapados y que llegaran lejos en el primer Grand Slam del año. ¿Qué ocurrió? Al igual que su compañero Shapovalov cayó en primera ronda en cuatro mangas ante Gulbis. Quizás la presión mediática hizo daño en torno a su figura. El canadiense tendrá en pocas semanas que defender muchos puntos si no quiere caer unos cuantos puestos en el ranking. ¿Lo logrará?

 

Translate »