Noticias

Broady despide a Cerúndolo en los Juegos Olímpicos

Cerúndolo Broady JJOO Tokio
El británico avanza en los Juegos Olímpicos. | Foto: ATP

El jugador británico finalizó con el sueño del argentino Francisco Cerúndolo en los Juegos Olímpicos de Tokio, tras derrotarlo en una dura batalla de más de 3 horas (7-5, 6-7(4), 6-2). Broady será rival del polaco Hubert Hurkacz.

Llegaba el momento esperado para Francisco Cerúndolo, de hacer su debut en este torneo olímpico, al que logró clasificar apenas algunas semanas atrás luego de la baja de Roger Federer. El joven argentino ha tenido una temporada muy positiva, incluyendo su primera final ATP en Buenos Aires, perdiendo ante Diego Schwartzman. Si bien nunca tuvo chances de representar a la Argentina, en Tokio le llegaba la oportunidad de hacer una presentación que no esperaba.

Su rival en el estreno era el británico Liam Broady, actual No.141 del ranking ATP, y con habitual participación en el circuito Challenger. El jugador inglés tuvo una positiva gira de césped, que le ha permitido avanzar en el ranking, y al igual que el caso de Cerúndolo, logró ingresar al evento tras las múltiples bajas de los tenistas con mejor posición en el escalafón mundial.

Cerúndolo da pelea pero queda eliminado

El inicio del partido ya demandaría constantes rallies largos de pura potencia, sin poder marcar un claro dominador en el desarrollo. Cerúndolo buscaba la iniciativa con su potente derecha, pero no lograba marcar diferencias en los juegos de devolución. Los juegos avanzaban con puntos de mucha intensidad, aunque sin poder romper esa paridad. Cuando todo parecía indicar que la historia se definiría en un tiebreak, Broady apretó el acelerador y se llevó la manga concretando el único quiebre del set. El británico lideraba con un ajustado 7-5.

El segundo parcial traería la misma tónica que el primero, con los dos jugadores sintiéndose fuertes en su turno de saque, sin dejar ni una opción durante gran parte del desarrollo. Cerúndolo debería salvar las primeras chances de break en favor del británico, que además eran puntos de partido en el 5-4. Pero evitar la caída, fortalecería en la confianza al argentino que logró aguantar la embestida de Broady y llegar a un tiebreak. Allí, Fran sacó una mínima ventaja en la parte final, para poder estirar la historia.

A pesar de la levantada anímica del argentino, fue Broady quien salió dispuesto a marcar diferencias desde el inicio del tercer y último parcial. Así fue que el británico de 27 años concretó dos quiebres consecutivos para adelantarse 4-1, una ventaja inesperada. Sumado a lo numérico, el argentino debía ser atendido por molestias en su aductor izquierdo, algo que ponía en mayor riesgo una remontada. A pesar de que el británico también empezó a mostrarse con calambres, pudo cerrar el partido con un definitorio 6-2.

Translate